ANÉCDOTA N°2. DE ULISES ODIO SANTOS. UN VIAJE A PIE A GUANACASTE EN 1927

ANÉCDOTA N°2. DE ULISES ODIO SANTOS. UN VIAJE A PIE DESDE SAN JOSÉ A GUANACASTE EN 1927. A la sazón del tiempo, su hermano Marco Aurelio, mientras estuvo en el Liceo de Costa Rica, al igual que Ulises, había hecho muy buena amistad con los hermanos Steinvor. Eran como uña y carnen todas sus andanzas. Es decir, les gustaba caminar. Y cuando digo caminar, era caminar. Así que para el verano de 1927, Ulises los acompañó a un viaje a pie por todo el Guanacaste. Desde San José a Puntarenas, y luego a Liberia, Santa Rosa, Santa Cruz y Nicoya y viceversa. Los preparativos eran simples. Dos bolsas con 10 kilos cada una, de avena y otros dos kilos de azúcar. Nada más. Nada menos. Y partiendo del Parque Nacional de San José, puesto que su casa estaba en el Paseo de las Damas junto a la Casa Precidencial-la que otrora fuera las Oficinas de la United Fruit Company, mejor conocida como La Mamita Yunai- y el costado sur de la Fábrica de Licores. Y entonces, comenzaron a caminar sin más ni menos, apresurando el paso. La primera etapa era llegar a Puntarenas. Allí se encontraba la madre de Emilino Odio Madrigal, y de vacaciones su hermano mayor, Benjamín Odio Odio quien estaba aquí veraneando. Para Ulises, llegar a Puntarenas era reconfortante. Allí había nacido en la casa del juzgado de Puntarenas, lo que marcó que toda su vida fuera siempre alrededor de las leyes hasta el día de su muerte. Nació en la casa del Juzgado de Puntarenas, cuando su papá, don Emiliano Odio Méndez se desempeñaba como Juez. Allí se había casado Don Emiliano con Concepción Santos Bonilla. De los Santos de Liberia y las once haciendas ganaderas. Mucho tiempo después Don Ulises decía ” La familia de mamá- así decía el tio Ulises cuando entre café y café nos contaba su historia-tenía muchas haciendas en Guanacaste. Ellos vivían en una casa que está al costado sus de la iglesia y que ahora es de la Gobernación de Liberia. Destacaba por sus patios internos y pasillos exteriores, donde se sentaban en mecedoras a la hora del fresco. Esto es, de las 5 de la tarde a las 7 de la noche. Esta casa era famosa por sus fiestas, donde invitaban a la flor y nata de la sociedad de Liberia y casi siempre, porque coincidían con algún personaje de la ciudad de San José o del Gobierno de Costa Rica. Entre las haciendas que más se mencionaban estaba el Pelón de la Bajura, que limitaba con la Hacienda EL BEJUCO DE CHICO MAYORGA, Y cuando las reses del Pelón se pasaban al Bejuco, los peones decían y cantaban un estribillo que decía PELÓN PELADO Y BEJUCO RETOÑADO. Este famoso Chico Mayorga se casó con NINFA SANTOS, quien era la mujer de la familia que había heredado todas las haciendas de las que era dueña LA MAMA LUPE, que era una mujer de gran carácter y que había hecho las haciendas EL PELÓN, LA LUPITA, EL REAL, EL ASIENTILLO, y entre otras LA COMUNIDAD, EL PORVENIR, EL GUADACAMAL que tenía minas de plata y manganeso “. Cuando ella se casó, no tuvo hijos. Murió sorpresivamente. Así que no tuvo tiempo de devolver las haciendas a su familia y estas pasaron a las manos de su marido. Así se perdieron para siempre.Tiempo atrás, en 1720, La Hacienda Santa Rosa, hasta 1810. Esta había sido hecha por los Hermanos Santos, que habían venido de Honduras a Rivas y luego a Guanacaste. Ellos, en 1790, habían regalado las tierras para construir la Ciudad de Guanacaste, hoy Liberia. Esto junto con las diez casas de las Haciendas. Cada casa tenía una cuadra. Además habían donado el parque y su iglesia. Diremos que con el tiempo, y pricipalmente desde que el presidente don Juán Rafel Mora Porras, después de la Campaña Nacional contra los filibusteros de William Walker cambió en nombre de la ciudad de Guanacaste al de Liberia, en el distrito de la Moracia. Este dominio de las haciendas lo manejaba con gran poder La Mama Lupe, quien se dedicó a invertir en la educación de sus hijos y sobrinos mandándolos al exterior. Prueba de ello fue el doctor Santos quien estudió medicina en Bélgica. Allí, Liberia, durante la segunda mitad del siglo XIX, al siglo XX, fue un lugar político donde los refugiados internacionales podían rehacer su vida. Con ello, la ciudad de Liberia creció en capital político y capital económico por las inversiones que allí se hacían. El 27/4/2008, conversacíon me decía” Mama Lupe se llamaba DOÑA GUADALUPE MARÍN . Mama Lupe se casó con un señor Santos. De esa relación nació SINFOROSA SANTOS”, quien era la mamá de Ninfa Santos. El abuelo de Ulises, Marco Aurelio y Ligia, era don Anibal Santos, el hijo de mama Lupe. En la época de Don Ricardo Jimenes y de los hermanos Tinoco, él aún escribía para el Diario La Tribuna una columna llamada ” Cartas a mi Sobrino”, con temas sobre los quehaceres políticos de cuando el se desempeñaba como diputado del Congreso Nacional de la República, por la provincia de Guanacaste. En 1914 a 1917, don Anibal su segundo legislatura como diputado. Desde su curul se dedicó a establecer una lucha contra el Dr Zambrana, máxima personalidad protejida por Don Ricardo Jiménez Oreamuno, y padre del Colegio de Abogados, creador de la élite gobernante llamada La Clase o Generación del Olimpo. Dirigentes que fueron de una ética y claridad gobernativa que no ha sido posible de volverla a igualar. Este viaje a Puntarenas era necesario. La pena de haber perdido a su papá Don Emiliano Odio Méndez, después de una feroz lucha contra la enfermedad del cáncer de hígado, la cual lo había llevado a operarse el La Habana, Cuba , como su última esperanza y donde falleció, hizo que la situación económica y desampararo de la familia se convirtiera en atroz. Esto porque en ese entonces como en todo el anterior pasado de Costa Rica, las pensiones no existían. Y aunque su padre había sido Juez de Liberia y luego Juez de Puntarenas, además de desempeñarse como Magistrado Suplente de la Corte Suprema de Justicia por 43 años consecutivos, NO HABÍA PENSIONES, NI REGALÍAS DEL ESTADO. Es decir , el desamparo era pleno. Tampoco los trabajos abundaban. Era caer en la miseria. Y a esto había que hacerle frente para poder sostener a su madre Conchita Santos Bonilla, a Marco Aurelio y a Ligia-mi mamá. Se planeó entonces una caminata para poder reflexionar. Pero por consiguiente el viaje había que hacerlo SIN DINERO. Para que más. Allí el temple de los alemanes amigos, pues acababa de terminar la Primera Guerra Mundial, fue absorbida tal y como anteriormente lo habían hecho los parientes de Liberia, doña Lupita Santos gernanófilos partidarios o simpatizantes del Kaiser, a quien le habían enviado recursos económicos para su campaña. A cambio este les envió la Cruz de Hierro, símbolo de la caballerosidad. Y entonces caminaron y caminaron. Y así fue como también fue su vida, marcada siempre por los principios de la caballerosidad del desprendimiento y la austeridad. Noble hidalguía de honradez, disciplina y sinceridad. Sin recursos económicos que no fueran los ganados por los honorarios del funcionario público, establecidos por la ley. Sin dejar de lado sus responsabilidades . A sus 18 años no tenía ni siquiera una profesión que lo sostuviera. Y Comenzó a caminar. Primero, trabajar para sostener a la familia con el sueldo de un simple escribiente de juzgado. Luego, mientras su hermano Marco Aurelio terminaba en la Escuela de Derecho y pudo trabajar, comenzó a estudiar leyes. Estudiante modelo de notas insuperables y graduado con honores, al mismo tiempo que mantenía a su familia. Así era este temple de hierro. Y así se caminó por Guanacaste a pie, para conocer las tierras perdidas por sus abuelos. Fue un largo camino de nolstalgias en donde el temple se acrisoló. Su alimento únicamente era avena con azucary caminar. Los ríos entonces eran necesarios. Así que una vez que habían llegado al Tempisque, en una curva del río, a donde había una poza, Benjamín Odio que también los acompañaba, les avisó. Miren, allí ese grupo de muchachas lavan la ropa. Tal vez nos inviten a comer. Pero ellas, al verse sorprendidas por visitas inesperadas y desconocidas, celosamente se fueron apresuradamnete, sin entablar siquiera una conversación. Así eran las costumbres de antes. Solo con los conocidaos se hacía compartimiento social. Y ellos, 61 años depués, seguían contando con el mismo asombro, aquella casual visión. ,allá en la casde Puntareas de su hermano Eniliano Odio. Carlos Manuel.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ANÉCDOTA N°2. DE ULISES ODIO SANTOS. UN VIAJE A PIE A GUANACASTE EN 1927

  1. PARA MAYORES DETALLES VEA LA PÁGINA DE PAPELERA SANTA ROSA EN http://WWW.SANTAROSAPAPELBANANO.JIMDO.COM EXPERIENCIAS SOBRE LA RUTA DE LAS ESPECIES SOBRE LA LA LATITUD 10° NORTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s