Rv: LA IRRIGACIÓN SANGUÍNEA DEL TEJIDO ADIPOSO Y EL EFECTO DEL CAFÉ

LA IRRIGACIÓN SANGUÍNEA DEL TEJIDO ADIPOSO, Y LA ACTIVACIÓN DEL MISMO POR CAUSA DEL CAFÉ. DEL CAFÉ. UN ARTÍCULO ESCRITO POR LOS INGENIEROS QUÍMICOS CARLOS MANUEL GÓMEZ ODIO Y ANA CATALINA SOTO ARAYA, PARA EL DEPARTAMENTO DE MERCADEO CIENTÍFICO DE PRODUCTOS TERAPÉUTICO MARINOS S.S.Por definición son aquellos vasos sanguíneos que salen del corazón y llevan la sangre a los distintos órganos del cuerpo. Todas las arterias excepto la pulmonar y sus ramificaciones llevan sangre oxigenada. Las arterias pequeñas se conocen como arteriolas que vuelven a ramificarse en capilares y estos al unirse nuevamente forman las venas. Las paredes de las arterias son muy elásticas y están formadas por tres capas. Sus paredes se expanden cuando el corazón bombea la sangre, de allí que se origine la medida de la presión arterial como medio de diagnóstico. Las arterias, contrario a las venas, se localizan profundamente a lo largo de los huesos o debajo de los músculos.
slide-1-728.jpg?1263087557
slide-2-728.jpg?1263087557

slide-2-728.jpg?1263087557


La hipodermis es la capa más interna de nuestra piel. Se halla situada bajo la epidermis y es de una importancia capital a la hora de defendernos de las agresiones del exterior.
La hipodermis es una estructura formada por unas células llamadas lipocitos cuya misión principal es la creación de la grasa cutánea, más conocida como tejido adiposo. La hipodermis es una zona muy vascularizada para permitirle una buena irrigación sanguínea. Podemos encontrar además en esta zona multitud de terminaciones nerviosas y los folículos pilosos más profundos.
Las funciones de la hipodermis funciones son las siguientes:

  • Protege nuestro organísmo de las agresiones externas.
  • Protege nuestro organísmo de posibles traumatismos moderados.
  • Protege nuestro organísmo contra la pérdida de calor.
  • Es la encargada de dar textura a la piel. Cuando la hipodermis se encuentra en mal estado la piel forma pliegues y se afloja. El tejido adiposo o tejido graso es el tejido de origen mesenquial (un tipo de tejido conjuntivo) conformado por la asociación de células que acumulan lípidos en su citoplasma : los adipocitos.

El tejido adiposo, por un lado cumple funciones mecánicas: una de ellas es servir como amortiguador, protegiendo y manteniendo en su lugar los órganos internos así como a otras estructuras más externas del cuerpo, y también tiene funciones metabólicas y es el encargado de generar grasas para el organismo.dos tipos de tejido adiposo, el tejido adipoo blanco (o unilocular) y el tejido adiposo marrón, grasa parda (o multilocular).
Sistema de realimentación
El control de la temperatura en los mamíferos está regulado con gran sensibilidad. La notable capacidad del cuerpo humano para mantener su medio interno constantemente a 37 °C se basa en un delicado y complejo sistema de realimentación en el que se hallan implicados receptores cutáneos, nervios, centros cerebrales de control y las glándulas sudoríparas. Cualquier elevación de la temperatura exterior es registrada por las terminaciones nerviosas especializadas, que envían el mensaje al hipotálamo, la zona del cerebro encargada de la regulación de la temperatura.
El cerebro manda, a su vez, impulsos nerviosos a las glándulas sudoríparas, induciéndolas a liberar sudor hasta que los receptores detectan la vuelta a la normalidad de la temperatura cutánea, momento en que dichas glándulas interrumpen su actividad. Estos ajustes frente a los cambios del medio ambiente externo no podrían llevarse a cabo sin el órgano especializado al que llamamos piel. Sin su protección no podríamos sobrevivir a la deshidratación, abrasión o invasión bacteriana que se dan diariamente incluso en los climas templados y. mucho más aún, en las condiciones enrunas del desierto o de las regiones árticas, donde se requiere una adaptación sumamente especializada.e

Café contra la celulitis

La mayor parte de estos tratamientos fueron enfocados a combatir la celulitis, donde también se ha conseguido demostrar sus beneficios. El café, o más concretamente la cafeína ayuda a una más fácil rotura de las celdas de grasa, reactiva la circulación e incrementa los niveles de moléculas quemagrasas con un potente efecto lipolítico, convirtiéndose en uno de los mejores anticelulíticos naturales.
Es por ello que muchos geles reductores incorporan este ingrediente entre sus componentes, aunque también hay que dejar claro que la ayuda a la quema de grasa se produce siempre y cuando la acompañemos de ejercicio, algo fundamental

parte de geles reductores también puedes utilizar algún truco casero a base de café para combatir la celulitis. Por ejemplo recogiendo los restos de café que quedan en el filtro de la cafetera y aplicarlos con la mano sobre la zona con movimientos circulares y ascendentes. De esta forma activaréis la circulación y además los efectos anticelulíticos de cualquier ejercicio los multiplicaréis.

Propiedades del café sobre la piel

Las principales propiedades que el café nos va a otorgar sobre la piel son sus efectos desintoxicantes y diuréticos. Sus primeros usos fueron para tratamientos de mesoterapia, donde se descubrió que el efecto de la cafeína sobre las varices era realmente bueno y ayudaba a una mejor circulación de las piernas y al mismo tiempo evitaba la aparición de nuevas varices.
A partir de ese momento se comenzó a estudiar con más detenimiento las propiedades de café y de la cafeína dando como resultado diversos tratamientos con el café como ingrediente estrella.

mejor y finalmente aclarar con agua tibia. PARA MAYORES DETALLES ESCRIBIR A http://www.santarosapapelbanano.jimdo.com.sea/ CONSCIENTE, CONSUMA RESPONSABLEMENTE.


Imagen por microscopía óptica de un corte de tejido adiposo blanco (tinción con hematoxilina-eosina: obsérvese el aspecto vacuolado de las células que han perdido su contenido lipídico durante la preparación histológica)

El protoplasma y el núcleo quedan reducidos a una pequeña área cerca de la membrana. El resto es ocupado por una gran gota de grasa. El tejido adiposo, que carece de sustancia fundamental, se halla dividido por finas trabéculas de tejido fascicular en lóbulos.
La grasa de las células se encuentra en estado semilíquido y está compuesta fundamentalmente por triglicéridos . Se acumula de preferencia en el tejido subcutáneo, la capa más profunda de la piel. Sus célula, lipocitosc, están especializadas en formar y almacenar grasa. Esta capa se denomina, panículo adiposo y es un aislante del frío y del calor y del calor. Actúa como una almohadilla y también como un almacén de reservas nutritivas.
Este tipo de tejido cumple funciones de relleno y de amortiguación, especialmente en las áreas subcutáneas. También sirve de soporte estructural. Finalmente tiene siempre una función de reserva. La grasa varía, es de diferente consistencia, líquida o sólida.
El crecimiento de este tejido se puede producir por proliferación celular (crecimiento hiperplásico), por acumulación de una mayor cantidad de lípidos en las células ya existentes (crecimiento hipertrófico) pero nunca aumenta el número de adipocitos por división mitótica. Durante la adolscenciaadolescencia el crecimiento es, generalmente, rápido y en el individuo adulto hipertrófico.Debajo de la capa papilar se encuentra la región reticular, que contiene asimismo fibras colágenas y elásticas y vasos sanguíneos. En ella, los espacios entre los haces se hallan ocupados por órganos accesorios: glándulas sudoríparas, folículos pilosos y glándulas sebáceas. Debajo se encuentra el tejido celular subcutáneo, que la une al esqueleto y los músculos. Este tejido posee en todo su espesor células adiposas agrupadas que forman el tejido adiposo, el cual viene a ser una especie de almohadilla Este panicuelo adiposo no sólo constituye un depósito de combustible de emergencia, sino que también aísla del frío e impide la pérdida de calor. El sebo, sustancia oleosa secretada por las glándulas sebáceas, constituye otro sistemapropiedades que el café y la cafeína poseen sobre la piel. Y es que esos efectos estimulantes serán de gran ayuda sobre todo a la hora de eliminar toxinas y grasas y también a la hora de conseguir una piel más tersa. Veamos de qué forma puedes sacar más partido al café para verte más arrebatadora.

Lo primero de todo es tener claro que no se trata de aumentar una ingesta de café, ya que la mayor parte de sus propiedades para la piel las encontraremos de manera tópica, aplicando sobre la piel, no mediante ingesta.

Café contra la celulitis

La mayor parte de estos tratamientos fueron enfocados a combatir la celulitis, donde también se ha conseguido demostrar sus beneficios. El café, o más concretamente la cafeína ayuda a una más fácil rotura de las celdas de grasa, reactiva la circulación e incrementa los niveles de moléculas quemagrasas con un potente efecto lipolítico, convirtiéndose en uno de los mejores anticelulíticos naturales.
Es por ello que muchos geles reductores incorporan este ingrediente entre sus componentes, aunque también hay que dejar claro que la ayuda a la quema de grasa se produce siempre y cuando la acompañemos de ejercicio, algo fundamental.

Propiedades del café sobre la piel

Las principales propiedades que el café nos va a otorgar sobre la piel son sus efectos desintoxicantes y diuréticos. Sus primeros usos fueron para tratamientos de mesoterapia, donde se descubrió que el efecto de la cafeína sobre las varices era realmente bueno y ayudaba a una mejor circulación de las piernas y al mismo tiempo evitaba la aparición de nuevas varices.
A partir de ese momento se comenzó a estudiar con más detenimiento las propiedades de café y de la cafeína dando como resultado diversos tratamientos con el café como ingrediente estrella de protección

Café contra la celulitis

La mayor parte de estos tratamientos fueron enfocados a combatir la celulitis, donde también se ha conseguido demostrar sus beneficios. El café, o más concretamente la cafeína ayuda a una más fácil rotura de las celdas de grasa, reactiva la circulación e incrementa los niveles de moléculas quemagrasas con un potente efecto lipolítico, convirtiéndose en uno de los mejores anticelulíticos naturales.
Es por ello que muchos geles reductores incorporan este ingrediente entre sus componentes, aunque también hay que dejar claro que la ayuda a la quema de grasa se produce siempre y cuando la acompañemos de ejercicio, algo fundamentalLos capilares sanguíneos forman un bucle en la papila y proporcionan, junto al suministro arte rial y el drenaje venoso, un cierto control de la pérdida y retención de calor modificando para ello el flujo sanguíneo a través de la piel.
Asimismo contribuyen al proceso de curación asegurando el eficaz suministro de nutrientes que la sangre transporta: ácidos grasos, glucosa, aminoácidos y varios tipos de sales. En esta capa existen también terminaciones nerviosas sensibles al tacto (corpúsculos de Meissner), presión (corpúsculos de Pacini), dolor y temperatura que avisan de eventuales peligros por calor, frío u objetos pesados o cortantes. A través de los nervios raquídeos transmiten señales al cerebro, que, mediante la transmisión de impulsos correspondientes, ordena a los músculos que retiren inmediatamente el área corporal dañada, por ejemplo, la mano del agua muy caliente o del fuego.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Rv: LA IRRIGACIÓN SANGUÍNEA DEL TEJIDO ADIPOSO Y EL EFECTO DEL CAFÉ

  1. Pingback: INDICE N-8. EL CAFE. EMPAQUES,MATERIALES Y PRODUCTOS NATURALES PARA EL CONSUMO HUMANO | Convirtiendonos en consumidores conscientes

  2. Potencial químico de partículas elementales[editar]

    Durante los últimos años la física térmica ha aplicado la definición de potencial químico a sistemas de la física de partículas y sus procesos asociados. En general, el potencial químico mide la tendencia de las partículas a difundirse. Esta característica señala al potencial químico como una función de localización espacial. Las partículas tienen tendencia a difundirse desde regiones de alto potencial químico a regiones de bajo potencial químico.[3] Siendo una función de la energía interna, el potencial químico se aplica de forma equivalente a fermiones y bosones. Esto es, en teoría, a cualquier partícula elemental se le puede asignar un valor de potencial químico, dependiendo de como modifica la energía interna del sistema en el que es introducida. La aplicación de los conceptos del potencial químico en sistemas cuyas temperaturas se encuentran cerca del cero absoluto ha arrojado una gran cantidad de resultados novedosos, atrayendo la atención de muchos investigadores debido a las posibles aplicaciones tecnológicas.
    Para sistemas relativistas, es decir, sistemas en los cuales la masa invariante[4] es mucho menor que la energía térmica equivalente, solamente se asigna potencial químico a aquellas partículas cuyo número no varía con el tiempo. Así, el potencial químico de los fotones, cuyo número fluctúa con el tiempo incluso en un sistema cerrado en equilibrio térmico, es cero.[5] De forma similar, el potencial químico de los fonones, modo cuantizado de vibración que tiene lugar en redes cristalinas, también es cero.[6] Un sistema formado por gluones y quarks es el principal ejemplo de un sistema en el que aparecen muchos de esos potenciales químicos. De hecho, los seis sabores (o tipos) de quarks tienen potenciales químicos independientes. Las condiciones iniciales del sistema determinan el valor de estos potenciales químicos.

    Equilibrio de Fases[editar]

    El desarrollo del equilibrio de fases se puede predecir mediante el potencial químico. Un equilibrio de fases implica la misma sustancia química presente en diferentes fases [por ejemplo, C6H12O6(s) ↔ C6H12O6(ac)]. La condición de equilibrio en un sistema cerrado en el que solo se efectúa trabajo presión-volumen (P-V) viene dada por la ecuación:

    \sum_{\alpha}\sum_{i} \mu_{i}^\alpha dn_{i}^\alpha =0

    Donde α denota la fase, μ el potencial químico, n los moles de sustancia química y j la sustancia química en cuestión. Suponiendo que en un sistema de dos fases, dnj moles de una sustancia j fluyen de la fase β a la fase δ. Debido a que el flujo va de β a δ tenemos que dnβj=-dnj y dnδj=dnj. Además suponemos que dnj≠0. Considerando las últimas dos relaciones obtenemos que:

    \mu_{j}^\beta = \mu_{j}^\delta

    Esto significa que en un sistema cerrado en equilibrio térmico y mecánico con trabajo P-V solamente, la condición de equilibrio de fases es que el potencial químico sea el mismo en cada fase del sistema.
    Ahora supongamos que el sistema aún no ha llegado al equilibrio. Supongamos que dnj moles de la sustancia j fluyen de forma espontánea de la fase β a la fase δ. Para ese proceso irreversible tenemos dos ecuaciones:

    dG < -SdT + VdP

    dG = -SdT + VdP + \sum_{\alpha}\sum_{i} \mu_{i}^\alpha dn_{i}^\alpha

    Calculando la diferencia de las dos últimas ecuaciones obtenemos:

    (\mu_{j}^\delta – \mu_{j}^\beta)dn_{j} < 0

    Ya que dnj es positivo, la diferencia de potenciales químicos debe ser negativa: μδj < μβj. Por lo tanto queda demostrado que:

    La sustancia j fluye espontáneamente de la fase con potencial químico mayor a la fase con menor potencial químico.

    El razonamiento anterior es válido para un número n de fases. Este flujo ocurrirá hasta que el potencial químico de la sustancia j sea igual en todas las fases del sistema. Del mismo modo que la diferencia de temperatura es la fuerza impulsora del flujo de calor entre dos fases, la diferencia de potencial químico es la fuerza que impulsa el flujo de una especie química entre dos fases. El resultado principal de este razonamiento es:

    En un sistema cerrado en equilibrio termodinámico, el potencial químico de cualquier sustancia dada es el mismo en todas las fases en las que la sustancia está presente
    LA SIMBIOSIS DEL CUERPO HUMANO CON LAS COSECHAS DE LOS FRUTOS Y VEGETALES DE LA RUTA DE LAS ESPECIES. UNA UBICACIÓN DEL CONOCIMIENTO DE LOS SUKIAS DEL DUCADO DE VERAGUA PARA SANAR LOS PADECIMIENTOS .HUMANOS///.
    el género humano tiene 25 MILLONES de pares geneticoss, mientras que las especies vegetales pasan de los 30000 millones de pares genéticos . Es por ello que el ser humano depende de esa información genética para poder sobrevivir. De esta manera necesitamos establecer las simbiosis entre ambos reinos. Las plantas nos curan y nosotros las sembramos para que se multipliquen.El cuerpo humano enferma cuando no consigue las sustancias que necesita y las enfermedades quedan descritas por el conocimiento de la observación chamánica en un principio, y la médica en la actualidad.El genoma humano es el genoma del Homo sapiens, es decir, la secuencia de ADN contenida en 23 pares de cromosomas en el núcleo de cada célula humana diploide.
    De los 23 pares, 22 son cromosomas autosómicos y un par determinante del sexo (dos cromosomas X en mujeres y uno X y uno Y en varones). El genoma haploide (es decir, con una sola representación de cada par) tiene una longitud total aproximada de 3200 millones de pares de bases de ADN (3200 Mb) que contienen unos 20 000-25 000 genes[1] (las estimaciones más recientes apuntan a unos 20 500). De las 3200 Mb unas 2950 Mb corresponden a eucromatina y unas 250 Mb a heterocromatina. El Proyecto Genoma Humano produjo una secuencia de referencia del genoma humano eucromático, usado en todo el mundo en las ciencias biomédicas.
    En biología, se denomina plantas a los seres vivos fotosintéticos, sin capacidad locomotora y cuyas paredes celulares se componen principalmente de celulosa.[1]Taxonómicamente están agrupadas en el reino Plantae y como tal constituyen un grupo monofilético eucariota conformado por las plantas terrestres y las algas que se relacionan con ellas, sin embargo, no hay un acuerdo entre los autores en la delimitación exacta de este reino.
    En su circunscripción más restringida, el reino Plantae (del latín: plantae, “plantas”) se refiere al grupo de las plantas terrestres, que son los organismos eucariotas multicelulares fotosintéticos descendientes de las primeras algas verdes que lograron colonizar la superficie terrestre y son lo que más comúnmente llamamos “planta”. En su circunscripción más amplia, se refiere a los descendientes de Primoplantae, lo que involucra la aparición del primer organismo eucariota fotosintético por adquisición de los primeros cloroplastos.
    Obtienen la energía de la luz del Sol que captan a través de la clorofila presente en sus cloroplastos, y con ella realizan la fotosíntesis en la que convierten simples sustancias inorgánicas en materia orgánica compleja. Como resultado de la fotosíntesis desechan oxígeno (aunque, al igual que los animales, también lo necesitan para respirar). También exploran el medio ambiente que las rodea (normalmente a través de raíces) para absorber otros nutrientes esenciales utilizados para construir, a partir de los productos de la fotosíntesis, otras moléculas que necesitan para subsistir.
    A diferencia de los humanos que poseen un “ciclo de vida diplonte” (solo los gametos son haplontes), las plantas poseen alternancia de generaciones determinada por un “ciclo de vida haplo-diplonte” (el “óvulo” y el “anterozoide” se desarrollan asexualmente hasta ser multicelulares, aunque en muchas plantas son pequeños y están enmascarados por estructuras del estadio diplonte). En general las “plantas terrestres” tal como normalmente las reconocemos, son solo el estadio diplonte de su ciclo de vida. En su estadio diplonte, las plantas presentan células de tipo “célula vegetal” (principalmente con una pared celular rígida y cloroplastos donde ocurre la fotosíntesis), estando sus células agrupadas en tejidos y órganos con especialización del trabajo. Los órganos que pueden poseer son, por ejemplo, raíz, tallo y hojas, y en algunos grupos, flores y frutos.
    La importancia que poseen las plantas para el hombre es indiscutible. Sin ellas no podríamos vivir, ya que las plantas delinearon la composición de los gases presentes en la atmósfera terrestre y en los ecosistemas, son la fuente primaria de alimento para los organismos heterótrofos. Además, las plantas poseen importancia para el hombre de forma directa: como fuente de alimento; como materiales para construcción, leña y papel; como ornamentales; como sustancias que empeoran o mejoran la salud y que por lo tanto tienen importancia médica; y como consecuencia de lo último, como materia prima de la industria farmacológica

  3. Pingback: LA QUÍMICA DEL CAFÉ DESDE SU FORMACIÓN HASTA SU APLICACIÓN | Convirtiendonos en consumidores conscientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s