LA CUADRATURA DEL CÍRCULO EN LAS BOLAS DE PIEDRA DE QUEPOS Y EL DIQUIS

LA CUADRATURA DEL CÍRCULO APLICADO A LAS BOLAS DE PIEDRA QUEPOS Y EL DIQUIS LAS LECTURAS MEDICINALES PROYECTADAS SOBRE EL PLANO X,Y DE LAS BOLAS DE PIEDRA COSTA RICA

image
LAS LECTURAS MEDICINALES PROYECTADAS SOBR…LAS LECTURAS MEDICINALES PROYECTADAS SOBRE EL PLANO X,Y DE LA SOMBRA DE LAS BOLAS DE PIEDRA DE COSTA RICA EN QUEPOS Y EL DIQUIS…
Ver en santarosapapelbanano… Vista previa por Yahoo

La cuadratura del círculo tiene un significado directamente relacionado con las leyes de la Naturaleza y como consecuencia de ello con el Hombre Integro, es decir cuerpo-psicología.
Por tal causa un círculo puede ser cuadrado matemática y geométricamente mediante la proporción áurea (reproducción desí mismo, como eje de la continuidad en la Naturaleza) y un Pi de ocho dígitos porque el cerebro humano crea formas en base a una ley de octavas.
La demostración correspondiente a la reproducción de sí mismo dentro de la Unitotalidad Orgánica que es la Naturaleza, que en tal caso de manifiesta como una Unidad, se basa en la ya conocida División Aurea. Esta División Aurea es una unidad geométrica-matemática que de un modo excepcional ha sido capturada como expresión realizada por la mente-cerebro para manifestar su propio funcionamiento de auto-proyección. Dicha unidad geométrica-matemática de reproducción por unión de mitades es algo triangular y se expresa del siguiente modo: PI005.gifEste triángulo cumple con las proporciones requeridas para tener en él la posibilidad de determinar una proporción áurea y que indican que uno de los catetos debe medir la mitad del otro.
Así, en el ejemplo AB mide 6 cm y BC 3 cm. Pero para obtener los valores unitarios de la proporción áurea se reducirán esas medidas del siguiente modo:
AB = 1
BC = 0,5
Es decir la Unidad y su mitad exacta.
El procedimiento a continuación radica en cortar la hipotenusa desde el punto C con la medida del cateto menor BC. Ese punto del corte tendrá la letra D.
Luego se traslada la medida AD al cateto mayor AB cortándolo en el punto E : PI006.gifPara obtener el valor de la hipotenusa se utiliza el Teorema de Pitágoras: = 1,118033989… (Valor de la hipotenusa) Como consecuencia de ello la recta AD tiene el siguiente valor: 1,118033989… – 0,5 (valor a BC) = 0,618033989… Y al bajar esa medida al cateto mayor éste queda dividido en dos fragmentos cuyos valores son: 0,618033989…
0,381966011… Y cuya suma es naturalmente 1 (uno), la medida de la recta AB.
La característica de estos dos números irracionales es la reproducción a través del cuadrado como potencia o radicalización: A) el cuadrado de 0,618033988… es igual a 0,381966011…
B) la raíz cuadrada de 0,381966011… es igual a 0,618033988…
C) 0,6180033988… dividido 0,381966011… es igual a 1,618033988…
D) el cuadrado de 1,618033988… es igual a 2,618033988… Eso en cuanto al aspecto matemático. Pero también ocurre lo mismo en el territorio de la geometría.
El ejemplo muestra un rectángulo cuyos lados guardan la proporción áurea ya descripta: PI007.gifEn el rectángulo original ABCD la relación áurea es la siguiente: El cuadrado ABHE reproduce el rectángulo original en el rectángulo HECD. El cuadrado FECG reproduce el rectángulo original en el rectángulo HFGD, y así sucesivamente hacia arriba y hacia abajo.
Es decir que geométricamente este rectángulo se reproduce a sí mismo tanto hacia lo más chico como hacia lo más grande, tanto hacia arriba como hacia abajo. “Arriba” y “Abajo” implica a la Unidad reproduciéndose a sí misma proyectada en todas partes y en cada cosa.
Desde la antigüedad, cuando se planteó el problema de la cuadratura del círculo, conocían -como es obvio- la solución del mismo. Esto no es una idea, sino un hecho que queda demostrado en el juego del ajedrez cuyo origen es realmente desconocido.
En dicho juego, el movimiento del caballo es un triángulo áureo tal como se muestraen el gráfico siguiente: PI008.gif

Las piezas en el juego de ajedrez se ubican en el centro de la casilla y tomando las medidas de centro a centro queda configurado el triángulo áureo en que un cateto mide 2 y el otro 1, que son las medidas que exige la proporción áurea.
Lo notable es que el tablero de ajedrez es un cuadrado de ocho casillas por lado, y este movimiento del triángulo áureo o de reproducción de sí mismo recorre el perímetro de un modo circular recurrente en 12 pasos o movimientos tal como se muestra a continuación: PI009.gif

PI MATEMATICO OBTENIDO
POR RADICALIZACIONES SUCESIVAS
CON RESULTADO PREDETERMINADO E INALTERABLE
Como es sabido existe una regla matemáticas que indica que en las operaciones de suma si se altera un factor automáticamente se altera el resultado. Sin embargo existe una excepción cuando la suma es realizada mediante una radicalización sucesiva en que uno de los factores puede ser antojadizamente alterado sin modificar el resultado. Con el agregado de que, por ejemplo, el resultado Pi con decimales matemáticos exactos puede ser predeterminado antes de realizar la operación.
La fórmula es la siguiente:

r = resultado
z = r ( r – 1 )
x = número a elección Ejemplo: a) r = Pi
z = Pi ( P1 -1 ) = 6,728011748…
x= 17,35549976…

b) x= 56

Y este hecho matemático funciona cualquiera sea el resultado que se desee obtener, al margen de Pi.
Pero en relación con Pi significa que Pi opera dentro de esta fórmula como cualquier otro número, lo que estaría indicando que no es tan trascendente como se piensa, y que su larga serie de decimales obtenidos mediante fórmulas matemáticas es un infinita tendencia al cero absoluto.
Un cero absoluto que en las demás disciplinas científicas se considera ausencia de movimiento, ausencia de existencia.
en la música es mostrado por la respectiva disciplina del siguiente modo:
PI013.gif
Se trata de una octava que va de un Do al mismo Do (con otra notación) a través de 6 notas intermedias. Cosa que se repite en la disgregación cromática de la luz blanca constituyendo la siguiente estrella de 6 puntas inscriptas en un círculo en que se han tomado la secuencia de colores naturales que habitualmente utilizamos: PI014.gif
El círculo cromático está numerado con el número periódico 142857 surgido de la frecuencia de fragmentos de 7 decimales para Pi, y arroja el siguiente resultado entre los colores complementarios unidos por las líneas punteadas: 1 + 8 = 9 7 + 2 = 9 4 + 5 = 9 Siendo 9 el círculo recurrente de los nueve números naturales del 1 al 9, sin la presencia convencional del concepto de “cero”. A su vez los 12 pasos están relacionados con la sumatoria de 12 que es 78 ( ver “subtotal” en la tabla del número periódico 142857 en el adicional del capítulo 3). De estas relaciones directas con el significado de la cuadratura del círculo que se están mostrando surge la siguiente fórmula: Image147.gifnota: 0,714285714285… surge del comentario sobre la 5a. justa de las escalas musicales Este resultado denominado (a) se convertirá en una constante que unirá el cuadrado mágico de 8 con la Pirámide de Keops. La distribución numérica del cuadrado mágico de 8, con constante 260, es la siguiente: PI015.gif
Seguidamente se ponen en relación estos cuatro perímetros con la constante 6,19047619… (a):

RELACION DIRECTA CON PIRAMIDE DE KEOPS
Medidas en metros Keops por Constante (a) Perímetros
231 mts. 6,19047619… = 910 + 390 + 130
147 mts. 6,19047619… = 910
189 mts 6,19047619… = 650 + 390 + 130

La altura de 147 mts. de Keops hace de nexo que conduce a una relación directa con la Unidad, al mismo tiempo que muestra una posibilidad ascendente y descendente de carácter vertical. La relación directa más notable está relacionada con la arista 189 mts. de Keops. Si se observa la Tabla Periódica de Elementos, puede comprobarse que el recuadro de 5 por 5 de los “no metales” está dividido por una diagonal escalonada tipo Pirámide. La suma de los números atómicos de los elementos que componen esos escalones de la diagonal es la siguiente: 5 + 14 + 33 + 52 + 85 = 189 (arista de Keops)
Y lo mismo ocurre si se suman los números atómicos de los escalones de la diagonal opuesta: 9 + 16 + 33 + 50 + 81 = 189
Hay que recordar que el cuadrado de 8 tiene un perímetro de 28 casillas que es recorrido circularmente que numéricamente es 9 según los complementarios del círculo cromático y los números naturales sin la presencia del cero. De ello surge una recurrencia periódica que es similar a la recurrencia 142857 de los fragmentos de decimales de Pi y se relaciona con la misma: Image148.gif
Se trata de una recurrencia de 6 dígitos en los que faltan los números correspondientes a la altura de Keops, es decir 147. La diferencia de esta recurrencia cromática con la recurrencia matemática de los fragmentos de Pi, en que faltan los números 3, 6 y 9, es la siguiente: 0,253968253 – 0,142857142 = 0,111111111 (todos los números con 10 dígitos)
Si esta diferencia es elevada a la potencia 2 arroja el siguiente resultado: 0,012345678 9 87654321
Un ascenso y descenso numérico que tiene como neutro y nexo al número 9, mientras que la suma de todos esos números es el número 9 elevado a la potencia 2. Finalmente ese ascenso y descenso multiplicado por 9 elevado a la potencia 2 es igual a la Unidad: 0,012345678 9 87654321… * 81 = 1
Se ha demostrado de este modo el título del presente capítulo: RELACIONES DIRECTAS DEL SIGNIFICADO DE LA CUADRATURA DEL CIRCULO CON LA MUSICA, LO CROMATICO, KEOPS, LA QUIMICA Y LA UNIDAD

El capítulo siguiente, número 6, se referirá a la relación directa de la cuadratura del círculo con el Hombre.

EL SIGNIFICADO DE LA CUADRATURA DELCIRCULO EN EL HOMBRE

Existe una correspondencia muy directa entre las diferentes frecuencias vibratorias que dan origen a la octava musical y las que se producen en la disgregación de una octava cromática de la Luz Blanca en el ojo humano, comentadas en el capítulo 5 y directamente relacionadas con la cuadratura del círculo. Sin embargo esas frecuencias vibratorias no son de la misma naturaleza. Las vibraciones cromáticas en que se disgrega la Luz Blanca en el ojo tienen diferentes niveles de cualidad. Y al decir esto se quiere significar la misma clase de diferencia de cualidad que existe entre una semilla y el árbol, por ejemplo. Mientras que las vibraciones de la octava musical son generadas por una actividad cerebral convertidas en conceptos por el cerebro humano. No tienen diferentes niveles de cualidad en el sentido que se le otorga en el caso de las frecuencias vibratorias cromáticas disgregadas de la Luz Blanca. En un caso, el de la música, es conceptual, en el otro, el cromático, es verdadera. Sin embargo ambas tienen una correspondencia invertida, como se podrá observar seguidamente. En primer lugar se expone un gráfico con las vibraciones por segundo correspondientes a la octava musical tomadas en base a la cuerda “MI” de la guitarra, por ejemplo: PI016.gif

Hablar de luz es hablar del color. La dispersión de la luz blanca (los 6 colores del círculo cromático) es una escala Vertical no creada por el cerebro. El ojo o el cerebro del que forma parte no puede, por sí solo, descomponer la luz blanca en los colores que luego ve. La luz blanca se dispersa debido a que la luz varía la longitud de onda si atraviesa un medio que NO SEA VACIO DE FORMAS Y SENSACION DE MASA CEREBRAL, función que en el ojo cumple la substancia refractora de sal, agua y albúmina que lo compone. Tal cosa equivale decir que la refracción o desviación AUMENTA cuando la longitud de onda DISMINUYE, y viceversa. La dispersión tiene que ser considerada entonces como EL RESULTADO DE UNA REFRACCION O DESVIO DESIGUAL PERO CON UN RITMO PRECISO DE TALES DESVIOS. Tiene que quedar claro que la luz atraviesa el “vacío relativo” sin dificultad, MIENTRAS QUE EL SONIDO ESTA INEVITABLEMENTE VINCULADO A UN MOVIMIENTO DE LA MATERIA. Esto es una diferencia fundamental. En cuanto al color hay que decir que la materia que se observa como tal, carece de color. El color que se aprecia como característica de esa materia proyectada por el cerebro es el producto de un rechazo de colores de la dispersión de la luz que no son absorbidos por dicha materia. Supongamos un paño ideal de color rojo que absorbe todas las longitudes de ondas de la luz excepto las longitudes de onda color rojo. ¿Cómo se vería ese paño iluminado por una lámpara de vapor de sodio cuyo color predominante es el amarillo? Se vería negro, porque absorbería la longitud de onda del amarillo y no rechazaría longitud de onda alguna. Para que “Idealmente” apareciera otra vez como rojo habría que iluminarlo con una luz cuya longitud de onda fuera el rojo, de modo que no pudiera absorberlo. De modo tal que el color que aparentemente presenta la materia no es un proceso aditivo sino un proceso substractivo. La comparación entre los colores de luz y los de pintura es la siguiente:

CIRCULO COLORES LUZ COL. PINTURA
Primario Azul Azul
Primario Verde Amarillo
Primario Rojo Rojo
Secundario Cyan Verde
Secundario Amarillo Anaranjado
Secundario Magenta Violeta

Para realizar una explicación que pueda ser comprendida con mayor facilidad se utilizarán los colores de pintura, y seguidamente se expone el mismo gráfico utilizado para los sonidos pero esta vez en longitudes de onda en milimicras, para la disgregación cromática de la Luz Blanca:

LA HEPTARECURRENCIA EN LOS DECIMALES DE PI

Encontrar en la serie de decimales de Pi un sistema recurrente en la estructura de los mismos ha sido y es el sueño de todo investigador en este tema. Para comenzar en esa indagación hay que regresar al Capítulo 1, de esta serie de comentarios. Allí se expuso al finalizar dicho capítulo el siguiente gráfico:

PI009.gif

Este es el recorrido circular y recurrente del triángulo aúreo o de reproducción de sí mismo utilizando el perímetro del cuadrado de 8. Este perímetro consta de 28 casillas, y el recorrido del mismo por parte del triángulo áureo constituye un cuadrado de 7 dentro del cuadrado de 8. Este número 7 tiene una relación directa con el círculo recurrente cuando se lo relaciona con los demás números que van del 1 al 9: 1 / 7 = 0,142857 142857 … 2 / 7 = 0,285714 285714 … 3 / 7 = 0,428571 428571 … 4 / 7 = 0,571428 571428 … 5 / 7 = 0,714285 714285 … 6 / 7 = 0,857142 857142 … 8 / 7 = 1,142857 142857 … 9 / 7 = 1,285714 285714 … Como puede observarse existe un círculo numérico giratorio recurrente constituido por seis números 142857, en los que faltan el número 3 y sus múltiplos 6 y 9. El primer resultado obvio que surge de esta indagación es fragmentar los decimales de Pi de siete en siete: 3, 1415926 / 5358979 / 3238462 / 6433832 / 7950288 / …
Suma de guarismos Ahora puede observarse que el primer fragmento de 7 decimales suma 28, es decir que es coincidente con el gráfico del cuadrado de 8 con el recorrido circular recurrente del triángulo áureo utilizando 28 casillas y constituyendo un cuadrado de 7 dentro del mismo. Este primer fragmento con suma 28 ( cuatro lados de 7 del cuadrado interior ) se constituye en la clave que será el eje de la recurrencia circular y giratoria en los decimales de Pi, sea cual sea la cantidad de decimales que se obtengan. El segundo fragmento suma 46 y puesto en relación con la clave 28: 46 / 28 = 1,64 285714 285714 … (recurrencia giratoria) Lo notable radica en los tres primeros números de la serie, es decir 164, que son ajenos a la recurrencia, tienen la siguiente relación con los números faltantes en la recurrencia 142857, es decir 369: Image115.gifEste resultado es la medida de la recta que resuelve la cuadratura del círculo con un Pi de 7 decimales pertenecientes a este primer fragmento. Prosiguiendo con los demás fragmentos de los decimales, el tercero es nuevamente 28, es decir es uno y el mismo que la clave del sistema de recurrencia. El cuarto fragmento suma 29: 29 / 28 = 1,03 571428 571428 … (recurrencia giratoria) El quinto fragmento suma 39: 39 / 28 = 1,29 285714 185714 … (recurrencia giratoria) Y así sucesivamente hasta donde se obtengan decimales. A quien le interese verificarlo en los hechos puede crear un programa para instalarlo en la computadora. Para ello deberá tener previsto lo siguiente: a) todas las sumas de guarismos que arrojen cifras que no son múltiplos de 7, funcionan a la perfección con los ejemplos anteriores. b) las sumas que pueden ser múltiplos de 7 constituyen un conjunto unitario que demuestra la reproducción áurea oculta en estas reproducciones. Estas sumas posibles serán 14, 21, 35 y 42, dejando al 49 separado por una razón que se explicará en el punto siguiente. Este conjunto de cuatro sumas se relacionan del siguiente modo: Image122.gif(hipotenusa del triángulo áureo) Image123.gif(b) – (a) = 0,381966011…(segmento menor de la proporción áurea) Image124.gif(a) – (d) = 0,618033988… (segmento mayor de la proporción áurea) Image125.gifImage126.gif(reproducción de (b))

c) En cuanto a la suma de guarismos 49 que pudiera resultar, se trata del cuadrado de 7, y tiene que tener una relación invertida con la clave 28: Image120.gifEsta periodicidad (142857) que surge de los decimales de Pi está directamente relacionada con el círculo cromático, la tetractys de Pitágoras, y la música, entre otras cosas y permite señalar muy concretamente el misterio del hombre mediante la geometría, la matemática, la música y los colores. Se trata de algo científico y a la vez artístico y por consiguiente estético. Será la médula del capítulo siguiente. (Para estos comentarios se han tomado elementos básicos contenidos en los siguientes libros: “El Hombre que no es”, de Aymará, edición 1996, ISBN 950-43-7751-3; “El Maestro Desconocido de la Gran Pirámide”, de Abelardo Falletti, edición 2000, ISBN 987-43-2367-8; “Números con cinco cuerpos”, Falletti y Dettoni, edición 2000, ISBN 987-43-2355-8; “La sombra recta del factor Pi”, de Abelardo Falletti, edición 1999, ISBN 987-43-0700-5; “Cuadratura del Círculo, misterio revelado”, de Abelardo Falletti, edición 1995, ISBN 950-43-6154-4).

IS Monografias.com
Dado un círculo, C3, de radio R3, hallar el lado, L, de un cuadrado cuya superficie sea igual a la del círculo dado.
Trazamos un ángulo de 30º, con vértice en O, teniendo a R3 como bisectriz; y el punto de corte P.
Con vértice en P, trazamos un ángulo de 123º, determinando los puntos de corte A y D que nos dan los radios OA y OD de las circunferencias C2 y C1 respectivamente.
Proyectando OP hasta su corte con C1 nos da el punto Q que uniéndolo con el punto R nos da el lado, L. buscado.Monografias.com

Autor:
Pedro Gallego Comas

Partes: 1, 2

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos68/solucion-cuadratura-circulo-regla-compas/solucion-cuadratura-circulo-regla-compas2.shtml#ixzz3HA5DCd4N

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CUADRATURA DEL CÍRCULO EN LAS BOLAS DE PIEDRA DE QUEPOS Y EL DIQUIS

  1. Pingback: SOMBRAS HORARIAS SOBRE LA SUPERFICIE ESFÉRICA DE LAS PIEDRAS REDONDAS DEL DIQUIS Y QUEPOS Y SU UTILIDAD BIOQUÍMICA | Convirtiendonos en consumidores conscientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s