EL ENJAMBRE DE LAS NEURONAS. UNA FORMA DE ESTABLECER LA INTELIGENCIA Y LA CULTURA. PIEDRAS REDONDAS DEL DIQUIS.

EL ENJAMBRE DE LAS NEUROMAS APLICADAS A LA CULTURA DE LOS SUKIAS DE LAS BOLAS DE PIEDRA DE LOS QUEPOS Y DIQUIS. Las neuronas cerebrales tienen gran parecido a las aplicaciones de los enjambres de los insectos y su simbioses con las orquídeas y bromelias, para el caso de la lectura de las culturas de los Sukias APLICABLES también por medio de la simbiosis.También con Las redes de neuronas artificiales (denominadas habitualmente como RNA o en inglés como: “ANN”[1] ) son un paradigma de aprendizaje de la actual cultura nuestra y la del pasado.Leer estas aplicaciones culturales de los métodos utilizados por los conocimientos de los Sukias ,por medio de las plantas del Masiso de la cordillera de Talamanca, en el centro del Gran Tisingal. RELACIONES ENTRE LOS ENJAMBRES Y LA SIMBIOSIS ENTRE LOS INSECTOS Y LAS BROMELIAS- ORQUIDEAS aplicadas a la medicina biolquímica. y su forma de leer las aplicaciones . https://santarosapapelbanano.wordpress.com/2014/10/27/el-comportamiento-de-los-enjambres-relacionados-con-la-trayectoria-del-cenit-solar-a-lo-largo-de-la-ecliptica-que-pasa-sobre-quepos-y-el-diquis. También los apuntes desarrollados en https://santarosapapelbanano.wordpress.com/2014/10/27/el-comportamiento-de-los-enjambres-relacionados-con-la-trayectoria-del-cenit-solar-a-lo-largo-de-la-ecliptica-que-pasa-sobre-quepos-y-el-diquis.

La simbiosis de los enjambres vegetales con los de los insectos y hongos en la región de VERAGUA.Tipos de simbiosis aplicables a los enjambres. Utilidad en aplicación biológica de la cura de las enfermedades.ORQUIDEAS Y BROMELIAS.Aplicaciones en el cuerpo humano.ORQUÍDEAS DE TALAMANCA. LAS ESPECIES EN RUTA. SU ANÁLISIS BIOQUÍMICO.

image
ORQUÍDEAS DE TALAMANCA. LAS ESPECIES EN RUT…ORQUÍDEAS DE TALAMANCA. LAS ESPECIES EN LA RUTA. SU ANÁLISIS BIOQUÍMICO. UNA HERENCIA DEL MAR TETIS .CONVERSACIONES CON EDU…
Ver en santarosapapelbanano… Vista previa por Yahoo

La simbiosis puede clasificarse atendiendo a la relación espacial entre los organismos participantes: ectosimbiosis y endosimbiosis. En la ectosimbiosis, el simbionte vive sobre el cuerpo, en el exterior del organismo anfitrión, incluido en el interior de la superficie del recorrido digestivo o el conducto de las glándulas exocrinas. En la endosimbiosis, el simbionte vive o bien en el interior de las células del anfitrión, o bien en el espacio entre éstas.[3]
Las simbiosis pueden ser clasificadas según sean estas facultativas u obligatorias, o también distinguiendo si son permanentes o temporales.[
4]
De modo similar, se puede distinguir entre simbiosis de transmisión vertical, en la que existe una transferencia directa de la infección desde los organismos anfitriones a su progenie,[
5] y simbiosis de transmisión horizontal, en la que el simbionte es adquirido del medio ambiente en cada generación.[6]
Desde una perspectiva de los costos y los beneficios que obtienen cada uno de los participantes, las relaciones simbióticas en la naturaleza pueden clasificarse como de mutualismo, comensalismo y parasitismo. En el mutualismo ambas especies se benefician; en el comensalismo la relación es beneficiosa para una de ellas e indiferente para la otra; y en el parasitismo la relación es positiva para una, aunque perjudicial para la otra.

Simbiogénesis

Los casos de simbiogénesis más impactantes en la evolución, y más documentados, son aquellos que describen el origen de las células eucariotas. De no haberse producido ese hito en la evolución no existiríamos ni los protistas, ni los hongos, ni los animales, ni las plantas; probablemente la vida hoy se limitaría a un conglomerado de bacterias.
En 1883, el biólogo alemán Andreas Schimper propuso que la capacidad fotosintética de las células vegetales podía proceder de cianobacterias aún presentes en la naturaleza y con iguales capacidades. A principios del siglo XX la escuela rusa (fue Konstantin Merezhkousky quien acuño el término Simbiogénesis) y posteriormente el biólogo francés Paul Portier y el norteamericano Ivan Wallin propusieron que el origen de las eucariotas se encontraba en procesos simbióticos. Margulis, rescatando estos trabajos olvidados y minusvalorados describió este paso mediante una sucesión de estos procesos simbióticos. Aunque el primer paso (la adquisición de espiroquetas como responsables de la motilidad de estas células) aún hoy es discutido, logró demostrar que las mitocondrias (responsables de su capacidad aeróbica y origen del reino animal) y los cloroplastos (origen de la capacidad fotosintética y del reino vegetal) procedían de bacterias de vida libre implicadas en procesos simbióticos.

Hipótesis simbiogenética

Artículo principal: Teoría simbiogenética
Sin embargo, Margulis fue más allá del proceso de aparición de las células eucariotas y también postuló hipótesis más controvertidas.
Lynn Margulis, después de formular en 1967 la teoría de la endosimbiosis seriada en la que se describe el origen de los eucariotas mediante sucesivos procesos simbiogenéticos, una vez demostrada la acción de la simbiogénesis en este origen,[
25] defiende que esos procesos son generalizados en la naturaleza, siendo la impulsora de la Teoría simbiogenética que destaca el papel de la simbiogénesis en la evolución, considerando a los procesos simbigenéticos la principal fuente de novedad biológica: «La simbiosis, la unión de distintos organismos para formar nuevos colectivos, ha resultado ser la más importante fuerza de cambio sobre la Tierra».[26]
Para defender su hipótesis Margulis indicó que desde finales del siglo XIX para la escuela rusa (Konstantín Merezhkovski, Andrey Faminstyn y Borís Kozo-Polianski) «la simbiogénesis era considerada como crucial para la generación de novedad biológica. La bibliografía rusa, interpretada por el historiador de la ciencia Liya N. Khakhina, no estuvo disponible en inglés hasta el año 1922. Fueron necesarias dos generaciones de académicos para resumir la gran bibliografía de los botánicos rusos. Parece hoy como si esta bibliografía fuera ignorada por esta misma razón. La literatura antigua escrita por botánicos rusos carece de atractivo para el mercado anglófono».[
27]
La presencia de 250 genes en nuestro ADN, genes en los que se puede identificar su origen bacteriano, podrían ser los vestigios de recientes procesos simbióticos que culminaron en transferencia genética y, consecuentemente, significaría novedad biológica. Igualmente, las múltiples comunidades de microorganismos que nos constituyen, podrían desembocar en futuros procesos simbiogenéticos, pasando, la información genética de estos microorganismos a formar parte de nuestro genoma.[
28]
Entre las numerosas citas de Margulis sobre su hipótesis destacan:

Los seres vivos desafían a una definición precisa. Luchan, se alimentan, danzan, se aparean y mueren. En la base de la creatividad de todas las formas de vida familiares de gran tamaño, la simbiosis genera novedad. Reúne diferentes formas de vida, siempre por alguna razón. Con frecuencia, el hambre une al depredador con la presa, o a la boca con la bacteria fotosintética o la víctima algal. La simbiogénesis reúne a individuos diferentes para crear entidades más grandes y complejas. Las formas de vida simbiogenéticas serían incluso más improbables que sus inverosímiles «progenitores». Los «individuos» permanentemente se fusionan y regulan su reproducción. Generan nuevas poblaciones que se convierten en individuos simbióticos multiunitarios nuevos, los cuales se convierten en «nuevos individuos» en niveles más amplios e inclusivos de integración. La simbiosis no es un fenómeno marginal o raro. Es natural y común. Habitamos un mundo simbiótico.

Lynn Margulis, Planeta simbiótico.[29]

La fuerza creativa de la simbiogénesis produjo células eucariotas a partir de bacterias. Por consiguiente, todos los organismos superiores —protoctistas, hongos, animales y plantas— se originaron simbiogenéticamente. Sin embargo, la creación de novedad por medio de la simbiosis no acabó con la evolución de las primeras células nucleadas, sino que la simbiosis sigue presente por doquier. Son numerosos los ejemplos de evolución por simbiosis que asombran por su belleza.

Margulis, Sagan, Captando genomas.[30]

Otro ejemplo de investigación reciente sobre simbiosis indica que la transición de las algas verdes a las plantas terrestres se hizo a partir de la unión de genomas (material genético) de un hongo con algún ancestro de alga verde. Los líquenes son productos de simbiosis muy bien conocidos. Todos ellos son hongos en simbiosis con cianobacterias u hongos en simbiosis con algas verdes. Los dos tipos de vida —foto-sintética y heterótrofa— se entremezclan para formar un nuevo organismo con aspecto de planta que puede alcanzar gran longevidad: el liquen. EN EL CUERPO HUMANO LOS ENJAMBRES FORMAN LA INTELIGENCIA. LA UNIÓN DE TODOS LOS HUMANOS CREAN LA INTELIGENCIA DE EQUIPO . ESTO FORMA LA CULTURA QUE NOS PERMITE CURARNOS DE LAS ENFERMEDADES. MECANISMOS DE LOS ENJAMBRES EN EL CEREBRO.

procesamientoEl cerebro humano no sólo es el instrumento más funcional y organizado que conocemos, sino que también es El cerebro humano no sólo es el instrumento más funcional y organizado que conocemos, sino que también es el más complejo. Está compuesto de un número de células nerviosas llamadas neuronas que, según cálculos recientes, puede alcanzar un total de unos cien mil millones. Además, contiene un número mucho mayor de otras células llamadas gliales. Las neuronas son células especializadas en la recepción y transmisión de información. Por lo general son sumamente pequeñas. Unas treinta mil de ellas caben en la cabeza de un alfiler. Cada una de estas neuronas está conectada a cientos o incluso miles de otras neuronas, formando redes extremadamente complejas. De estas conexiones depende nuestra memoria, el habla, el aprendizaje de nuevas habilidades, el pensamiento, los movimientos conscientes y en fin, todo el funcionamiento de nuestra mente. Estas conexiones se conocen como sinapsis y se desarrollan y modifican a lo largo de la vida de acuerdo al aprendizaje y a las experiencias de la persona. La cantidad total de sinapsis en el cerebro no se conoce pero es un número casi inimaginablemente elevado. Algunos estimados varían entre 100 trillones (un 1 seguido por 14 ceros) y un cuatrillón (un 1 seguido por 15 ceros). Las neuronas, además de conectarse entre si también establecen conexiones con músculos y glándulasel más complejo. Está compuesto de un número de células nerviosas llamadas neuronas que, según cálculos recientes, puede alcanzar un total de unos cien mil millones. Además, contiene un número mucho mayor de otras células llamadas gliales. Las neuronas son células especializadas en la recepción y transmisión de información. Por lo general son sumamente pequeñas. Unas treinta mil de ellas caben en la cabeza de un alfiler. Cada una de estas neuronas está conectada a cientos o incluso miles de otras neuronas, formando redes extremadamente complejas. De estas conexiones depende nuestra memoria, el habla, el aprendizaje de nuevas habilidades, el pensamiento, los movimientos conscientes y en fin, todo el funcionamiento de nuestra mente. Estas conexiones se conocen como sinapsis y se desarrollan y modifican a lo largo de la vida de acuerdo al aprendizaje y a las experiencias de la persona. La cantidad total de sinapsis en el cerebro no se conoce pero es un número casi inimaginablemente elevado. Algunos estimados varían entre 100 trillones (un 1 seguido por 14 ceros) y un cuatrillón (un 1 seguido por 15 ceros). Las neuronas, además de conectarse entre si también establecen conexiones con músculos y glándulas.Las neuronas Aunque existen diversos tipos de neuronas, en términos generales podemos decir que todas se componen de tres partes. En primer lugar está el cuerpo celular. Éste, al igual que en otras células de nuestro cuerpo, posee una membrana, llamada membrana celular, que sirve para separar la célula de su medioambiente y regular las sustancias que entran y salen de la misma. Ya en el interior de la célula encontramos el citoplasma, un medio líquido en el que flotan diminutas estructuras llamadas organelos que llevan a cabo diversas funciones. Uno de estos son las mitocondrias, que se encargan de producir la energía necesaria para que la célula pueda subsistir y funcionar. El número de mitocondrias en las células de nuestro cuerpo varía de acuerdo a la cantidad de trabajo que la célula lleva a cabo. En el caso de nuestras neuronas la cantidad de mitocondrias en cada célula es sumamente elevada ya que las neuronas llevan a cabo una labor sumamente intensa. En el centro de la célula o cerca de éste encontramos el núcleo en el cual hallamos el material genético que controla el trabajo llevado a cabo por la célula.El axón es otra de las partes de la neurona. Esta es una prolongación de la cual cada neurona sólo posee una. El axón se encarga de enviar información, en forma de impulsos electroquímicos, a otras neuronas, músculos o glándulas. La extensión de estas prolongaciones varía tremendamente. En algunas neuronas el axón tiene mucho menos de un milímetro de largo mientras que en otras, como sucede por ejemplo, en las neuronas que conectan el cerebro con los músculos de la mano puede tener una extensión de más de un metro. En cuanto a su grosor, es mucho menor que el de un cabello humano automático inspirado en la forma en que funciona el sistema nervioso de los animales. Se trata de un sistema de interconexión de
Las neuronas (del griego νεῦρον [neuron], ‘cuerda’, ‘nervio[
1] ) son un tipo de células del sistema nervioso cuya principal función es la excitabilidad eléctrica de su membrana plasmática. Están especializadas en la recepción de estímulos y conducción del impulso nervioso (en forma de potencial de acción) entre ellas o con otros tipos celulares como, por ejemplo, las fibras musculares de la placa motora. Altamente diferenciadas, la mayoría de las neuronas no se dividen una vez alcanzada su madurez; no obstante, una minoría sí lo hace.[2]
Las neuronas presentan unas características morfológicas típicas que sustentan sus funciones: un cuerpo celular, llamado soma o «pericarion» central; una o varias prolongaciones cortas que generalmente transmiten impulsos hacia el soma celular, denominadas dendritas; y una prolongación larga, denominada axón o «cilindroeje», que conduce los impulsos desde el soma hacia otra neurona u órgano diana.[
3]
La neurogénesis en seres adultos fue descubierta apenas en el último tercio del siglo XX. Hasta hace pocas décadas se creía que, a diferencia de la mayoría de las otras células del organismo, las neuronas normales en el individuo maduro no se regeneraban, excepto las células olfatorias. Los nervios mielinados del sistema nervioso periférico también tienen la posibilidad de regenerarse a través de la utilización del neurolema,[cita requerida
] una capa formada de los núcleos de las células de Schwann neuronas que colaboran entre sí para producir un estímulo de salida. En inteligencia artificial es frecuente referirse a ellas como redes de neuronas o redes neuronales.
Una red neuronal se compone de unidades llamadas neuronas. Cada neurona recibe una serie de entradas a través de interconexiones y emite una salida. Esta salida viene dada por tres funciones:

  1. Una función de propagación (también conocida como función de excitación), que por lo general consiste en el sumatorio de cada entrada multiplicada por el peso de su interconexión (valor neto). Si el peso es positivo, la conexión se denomina excitatoria; si es negativo, se denomina inhibitoria.
  2. Una función de activación, que modifica a la anterior. Puede no existir, siendo en este caso la salida la misma función de propagación.
  3. Una función de transferencia, que se aplica al valor devuelto por la función de activación. Se utiliza para acotar la salida de la neurona y generalmente viene dada por la interpretación que queramos darle a dichas salidas. Algunas de las más utilizadas son la función sigmoidea (para obtener valores en el intervalo [0,1]) y la tangente hiperbólica .

    Enjambres de Abejas

    Los enjambres de abejas sólo se dan cuando hay una reina que pone huevos con frecuencia y miles de trabajadoras. Las colonias débiles de abejas no pueden formar enjambres hasta que se vuelvan más fuertes y su población crezca. Las colonias de abejas pueden llegar a ser débiles en razón a la carencia de alimento, enfermedades o reinas que no producen grandes cantidades de huevos. Sin formar enjambres, las colonias de abejas pueden morir.
    Los cambios estacionales son el motivo principal para la salida de un enjambre de abejas. Cuando la temperatura normal de su hábitat se incrementa en la primavera, las abejas forman enjambres instintivamente. Los enjambres permiten que las colonias se desarrollen aún más puesto que a través de ellos pueden almacenar suficiente miel durante el verano y el otoño, de modo que están preparadas para el periodo de hibernación, en invierno.
    El hacinamiento también pude conducir a que las abejas formen enjambres. Cuando el hacinamiento en una colonia se produce, las abejas tienden a pulular en busca de un mejor espacio para su colonia. La congestión en una colona disminuye la cantidad de feromonas que generan las abejas obreras. Cuando hay escasez de feromonas, la colonia comienza a construir una nueva colonia para la reina.
    Otra razón por la que las abejas forman enjambres es el desequilibrio entre la miel y el polen dentro de una colmena. Cuando escasea la producción de miel y el suministro de polen es demasiado elevado en una colonia, la población de las abejas crece y el incremento del número de obreras las vuelve inactivas.
    Existen dos tipos de enjambres: primarios y secundarios. La reina de las abejas encabeza los enjambres primarios, los cuales incluyen un gran número de obreras cuyo rol es proteger a la reina. Los enjambres secundarios están compuestos por abejas hembras vírgenes y, como resultado, éstos contienen menos abejas que los enjambres primarios.
    Aunque algunos enjambres de abejas no son propensos a picar, algunas especies de abejas son conocidas por atacar en defensa ante la menor provocación. Por tal razón

    DETRÁS DEL MAR DE TETIS. EN LAS RIBERAS DEL MAR ECUATORIAL.

    by santarosapapelbanano

    image
    santarosapapelbananoLeer todas las entradas por santarosapapelbanano en Convirtiendonos en consumidores conscientes
    Ver en santarosapapelbanano… Vista previa por Yahoo

    – See more at: Enjambres de Abejas. Cómo y por qué se forman los enjambres de Abejas Leer

Enjambres de Abejas. Cómo y por qué se forman los enjambres de AbejasOBTENGA UN ESTIMADO GRATIS llame ya O llene la solicitud debajo . Portada » Plagas que Pican » Abejas » Enjambres de Abejas Enjambres de Abejas
Ver en es.orkin.com Vista previa por Yahoo
Ver en es.orkin.com
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL ENJAMBRE DE LAS NEURONAS. UNA FORMA DE ESTABLECER LA INTELIGENCIA Y LA CULTURA. PIEDRAS REDONDAS DEL DIQUIS.

  1. Pingback: LA SIMBIOSIS DEL CUERPO HUMANO CON LOS VEGETALES DE LA RUTA DE LAS ESPECIES. UNA UBICACIÓN DEL CONOCIMIENTO SUKIA | Convirtiendonos en consumidores conscientes

  2. Pingback: VARIACIONES DEL PLANO DEL CUBO CIRCUNSCRITO EN UNA ESFERA. APLICACIONES EN EL HORARIO ECLIPTICO DE LAS ESPECIES | Convirtiendonos en consumidores conscientes

  3. Pingback: INDICE N-6.CONVIRTIÉNDONOS EN CONSUMIDORES CONSCIENTES.EMPAQUE,MATERIALES Y PRODUCTOS NATURALES. | Convirtiendonos en consumidores conscientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s