MINERALES MARINOS PRESENTES EN LA ALGAS. LOS FERTILIZANTES DE LOS CAMPOS ELÍSEOS. AL IMENTOS BIOQUÍMICOS ECÓGICOS

LOS MINERALES MARINOS PRESENTES EN LAS ALGAS. LOS FERTILIZANTES DE LOS CAMPOS ELÍSEOS. ALIMENTOS ECOLÓGICOS.Los yacimientos de SALES MARINAS de las plataformas continentales se formaron durante las glaciaciones ocurridas en el Pleistoceno, cuando el nivel del mar era de 90 a 150 metros más bajo que el actual. Por lo tanto, las playas de aquel entonces, en donde se depositaron los minerales, actualmente forman parte de la plataforma continental cubierta por agua. Los principales minerales que se encuentran en las plataformas continentales son la fosforita, la glauconita, el carbón y el petróleo y sus derivados. Los restos de vegetales y animales de los periodos Cretásico y Terciario se mezclaron con otros sedimentos, como arena, limo y arcilla, y se transformaron conforme se fueron enterrando a raíz de la erosión continental; debido a esta descomposición la materia orgánica alcanzó un estado en que el carbono y el hidrógeno se combinaron, en ausencia total de oxígeno, formando los hidrocarburos.
El número de átomos de carbono que integran las moléculas de los hidrocarburos son variables constituyendo compuestos que reciben el nombre común de productos del petróleo. Tal es el caso del petróleo crudo y el gas.
Los océanos contienen 1 350 millones de kilómetros cúbicos de agua. Los técnicos calculan que en cada cuatro kilómetros cúbicos de agua del mar existen 165 millones de toneladas de minerales; sin embargo, los problemas que se presentan para aprovecharlos son innumerables, ya que estos minerales se encuentran esparcidos en concentraciones tan pequeñas que su extracción es, por el momento, impracticable. Una de las incógnitas que más ha inquietado a los químicos es cómo extraer de las aguas oceánicas los 10 millones de toneladas de oro que, según los cálculos, están disueltos en su seno. El químico alemán Ernst Bayer, de la Universidad de Tubinga, fue el primero que extrajo oro del agua del mar. Pero su método no fue costeable. De un total de 100 litros de agua, sólo pudo extraer, después de un largo y costoso proceso, 1.4 millonésimas de gramo de ese metal, por lo que se necesitarían 97 millones de litros de agua para obtener sólo un poco más de un gramo y medio de oro. Obtener minerales del océano no es un hecho nuevo. Se sabe que hace 4 000 años el hombre aprendió a conseguir sal común mediante la evaporación solar del agua del mar. Hace 2 000 años los polinesios arrancaban pedazos de coral de los arrecifes, y producían con ellos bloques para sus construcciones. De las conchas de los caracoles Murex los fenicios obtenían sustancias que utilizaban como colorantes. Durante muchos años el hombre no prestó atención a la minería marina, pero conforme se incrementaron los conocimientos sobre los océanos se fueron abriendo las posibilidades de aprovechar esos recursos. Los minerales del mar se pueden dividir en: sustancias disueltas; compuestos depositados en playas; depósitos minerales de las plataformas, taludes continentales y zonas profundas del océano, y filones o masas metalíferas diseminadas. Entre las sustancias disueltas se encuentra azufre, bromo, litio, magnesio, fosfatos, potasio y sodio. Actualmente se han empezado a diseñar técnicas de explotación rentable, por lo que ya es posible extraer azufre, bromo, magnesio, potasio y sodio de las aguas oceánicas. Por ejemplo, una fábrica de Texas extrae el magnesio, valioso y liviano metal. Se ha calculado que en cada cuatro metros cúbicos de mar hay 5.75 millones de toneladas de este mineral, que se utiliza en la construcción de aviones y en vehículos espaciales, ya que es 35 por ciento más ligero que el aluminio y alcanza una solidez mayor en aleaciones. También se emplea para producir medicinas, dentífricos y tintas de imprenta. La misma fabrica obtiene del agua del mar el 80 por ciento del suministro nacional de bromo, contenido en gasolina refinada y en medicinas.
El mar oculta, diseminados en el seno de sus aguas, miles de millones de toneladas de aproximadamente 77 elementos químicos, como el cloro, sodio, magnesio, azufre, aluminio, yodo, cobre, zinc, plomo, mercurio, oro, estaño, fosfatos y otros muchos. En la actualidad, los tres principales minerales que se extraen de manera rentable del mar son la sal, único producto que el hombre obtiene en grandes cantidades; el magnesio, junto con sus compuestos, y el bromo, pero aun falta explotar otra gran riqueza mineral del océano. Los caracoles, las ostras y los corales emplean el calcio para formar su vivienda; ciertas algas fijan el yodo, y el fitoplancton absorbe fosfatos y nitratos. Los compuestos depositados en las playas, llamados placeres, son como tesoros ocultos del fondo marino. Dichas sustancias proceden de los continentes. Por ejemplo, las aguas de los ríos erosionan las rocas y arrastran los minerales que éstas contienen hasta la playa, donde se empiezan a formar nuevos yacimientos. Posteriormente, las mareas y el oleaje separan los diferentes componentes. Los más pesados quedan entonces en las capas inferiores, formándose así los yacimientos definitivos.En las costas de México se han encontrado placeres, como los de ilmenita, magnetita, rutilo y zircón, situados en las playas de Colima; de cobre y cinc, localizados en Guaymas y Santa Rosalía, Baja California Sur; de oro, ubicados en la desembocadura de los ríos de Sinaloa; y de fosforita, que están en las costas de la península de Baja California.Todos los recursos minerales hallados en playas, plataformas y taludes continentales quedan superados en cantidad por los gigantescos campos de nódulos metalíferos, que cubren amplias zonas del fondo marino profundo.Estas acumulaciones, que tardan miles de años en formarse, provienen de materias suspendidas en las aguas oceánicas. Se calcula que 10 millones de toneladas de estos compuestos son transformados cada año en nódulos de manganeso. Existen depósitos muy ricos de manganeso, como la llamada “provincia de mineral”, situada en el Pacífico norte, desde el Ecuador hasta las islas Hawai. Con cerca de 6 millones de kilómetros cuadrados, este depósito contiene cuando menos 26 mil millones de toneladas de mineral.También se están obteniendo, a partir de los sedimentos marinos, diferentes materias primas: mineral de hierro frente a las costas japonesas; zinc en las aguas del archipiélago malayo; diamantes en las aguas de África del Sudoeste y existen ya, instalaciones costeras dedicadas a la extracción de sodio, magnesio, níquel, cobalto y cobre.

la composición química y

propiedades antioxidantes del alga Bryothamnion triquetrum. Se

estudió la composición centesimal y de minerales, identificación

de ácidos grasos y sustancias antioxidantes. La composición

centesimal es la siguiente: Proteínas (9,5%), Lípidos (1,3%),

Carbohidratos (5,9%), Fibras (10,2%) y Cenizas (43%). Los

resultados de la actividad antioxidante para las diferentes

metodologías empleadas fueron: atrapamiento de radicales DPPH•

(38%, 4 mg de liofilizado), β-Caroteno-Linoleico (12%, 4 mg de
liofilizado), actividad atrapadora de radicales O2

β-Caroteno-Linoleico (12%, 4 mg deliofilizado), actividad atrapadora de radicales O2
•– (CI50 0,36 mg/
mL), de radicales OH• (CI50 2,11 mg/mL) y unión al Fe (CI50 0,37
mg/mL). Las propiedades antioxidantes de esta alga parecen
explicarse por la capacidad atrapadora de radicales libres,
particularmente relacionada con mecanismos de dismutación de
Las algas permiten combatir los estados de malnutrición y los desequilibrios alimentarios de toda clase. En forma de complementos alimenticios, aportan proteínas y aminoácidos que revitalizan nuestro organismo.

radicales O2
•–, inactivación de radicales OH• y quelación
En trabajos previos se identificaron ácidos cinámicos y fenólicos
como moléculas que pudieran explicar la actividad antioxidantLas plantas marinas son genéticamente las formas de plantas más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y microelementos. Avances tecnológicos hacen posible, hoy en día, extraer de las algas ingredientes que contengan oligoelementos esencialese.
En el fondo del mar existen cerca de dos millones de especies vegetales y animales listas para ser utilizadas. Pero las más empleadas en cosmética son las algas por su capacidad para emulsionar las cremas sin añadir aceites, lo que permite texturas ligeras con una sensación de frescor añadida. Los extractos de algas aportan vitaminas, minerales y oligoelementos tan interesantes como el yodo o el magnesio. Gracias a los micronizados deshidratados de algas y las algas pardas criotrituradas o microestalladas es posible concentrar todas las propiedades del océano. Los talasocosméticos incorporan además de algas, lodos, arenas marinas y agua de mar.
En las zonas más profundas viven, en cambio, las sugestivas algas pardas y las algas rojas. Recientemente se ha demostrado que la distinta distribución de las diversas algas en los fondos marinos obedece a un motivo definido. En efecto, los pigmentos de color que las caracterizan sirven para facilitar a estos organismos la utilización de la luz solar, que en las zonas profundas sólo penetra muy débilmente.

Los rayos rojos, por ejemplo, los filtra primero el agua del mar y se detienen por tanto a muy escasa profundidad. Estos rayos son prácticamente los únicos que utilizan las algas verdes, que por este motivo se encuentran en los fondos más próximos a la superficie. Pero las algas pardas, y especialmente las rojas, pueden vivir incluso más allá de los 100 metros de profundidad, porque pueden utilizar hasta los rayos verdes de la luz solar, capaces de alcanzar tales niveles del fondo marino.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a MINERALES MARINOS PRESENTES EN LA ALGAS. LOS FERTILIZANTES DE LOS CAMPOS ELÍSEOS. AL IMENTOS BIOQUÍMICOS ECÓGICOS

  1. LAS ALGAS COMO FERTILIZANTES DE LOS CAMPOS ELÍSEOS.
    Las algas se pueden clasificar en ocho grupos, desarrollados a continuación:
    Cianófitos: se trata de organismos unicelulares carentes de núcleo verdadero y de plastos, que se multiplican por división transversal. La mayoría de las especies viven en el agua, aunque algunas de ellas pueden fijar el nitrógeno atmosférico, teniendo la habilidad de vivir en tierra.
    Euglenófitos: son algas de estructura muy sencilla cuya característica más significativa es la presencia de una mancha de pigmento fotosensible. Disponen de uno o dos flagelos, lo que les permite cambiar su forma, y se multiplican por división longitudinal.
    Pirrófitos: son algas, en su mayoría unicelulares, que tienen dos flagelos de longitud distinta. La célula se encuentra desnuda o va provista de una cubierta más o menos dura. Tienen un ocelo que junto con su forma de vida parasitaria o depredativa posibilita que en el pasado se les considerara como organismos animales.
    Crisófitas: conocidas como algas amarillas, son organismos unicelulares o pluricelulares que se reúnen en colonias. Su característica principal es la presencia de cromatóforos con pigmentos de color amarillo que les confieren un aspecto dorado. Son de morfología variable con flagelos y sin ellos y en algunos casos se mueven por rizópodos. Siempre se reproducen vegetativamente.
    Clorófitas: conocidas como algas verdes, son organismos unicelulares o pluricelulares de formas muy variables. La mayoría de las especies microscópicas son propias de agua dulce, aunque hay numerosos grupos marinos que alcanzan cierto tamaño. Se multiplican por división celular, sexualmente, o por la fusión de dos gametos de tamaños diferentes. Este grupo de algas se halla muy extendido en la naturaleza, ya que algunas de estas le dan color a los estanques o cubren la cubierta de los árboles. Las algas y sus derivados mejoran el suelo y vigorizan las plantas, incrementando los rendimientos y la calidad de las cosechas, por lo que en la medida que esta práctica se extienda irá sustituyendo el uso de los productos químicos de síntesis por orgánicos, favoreciendo así una agricultura sostenible. Las algas tienen mejores propiedades que los fertilizantes porque liberan más lentamente el nitrógeno, y además son ricas en microelementos y no generan semillas de malezas.
    4. UTILIZACIÓN DE LAS ALGAS COMO FERTILIZANTE.
    Gracias a su elevado contenido en fibra, macro y micronutrientes, aminoácidos, vitaminas y fitohormonas vegetales, las algas actúan como acondicionador del suelo y contribuyen a la retención de la humedad. Además, por su contenido en minerales, son un fertilizante útil y una fuente de oligoelementos.
    Algas tales como Ascophyllum nodosum, Fucus serratus y Laminaria, se usan en el cultivo de la patata, alcachofa, cítricos, orquídeas y pastos. Las coralinas, algas rojas calcificadas conocidas como “maërl”, presentan un elevado contenido en carbonatos, y se usan además de como acondicionadores de suelo, para corregir el pH en suelos ácidos, aportando a su vez, numerosos elementos traza.Figura 6. Laminaria.
    Por otra parte, el uso de algas verdeazuladas, en términos de fijación de nitrógeno atmosférico, a pesar de que su potencial es menor que el de las leguminosas, cuando la siembra es exitosa, constituyen una tecnología de bajo costo, con un promedio coste/beneficio más favorable que los abonos industriales. Numerosos estudios indican que la siembra con estas algas en los cultivos de arroz puede incrementar la producción de granos de un valor de 300 a 400 kg • ha-1 • cosecha-1. En los países de bajos recursos, como la India y el Sudeste Asiático, donde el arroz es el principal componente de la alimentación y donde no se puede invertir en fertilizantes industriales por los altos costos, la utilización de las algas como fertilizantes naturales se presenta como un método más que interesante. Asimismo estas algas también están siendo usadas en algunos países europeos, para reducir los efectos nocivos en el ambiente, causado por el exceso de agroquímicos y donde la población prefiere consumir el así rotulado “arroz ecológico”.
    En la utilización de algas como fertilizante, el uso de extractos líquidos es un sector en crecimiento, ya que diversos formulados, tienen efectos bioestimulantes e insectífugos, siendo aptos además, para la agricultura ecológica. Algunos de ellos pueden aplicarse directamente a las plantas o aportarse a través del riego en la zona de las raíces o cerca de ellas. Varios estudios científicos han demostrado que estos productos pueden ser eficaces y actualmente tienen una amplia aceptación en la industria hortícola. Aplicados a los cultivos de frutas, hortalizas y flores, producen mayores rendimientos, mayor absorción de los nutrientes del suelo, mayor resistencia a algunas plagas, especialmente a la araña roja (Tetranychus urticae), mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum), y los áfidos, una mejor germinación de la semilla y mayor resistencia a las heladas y a distintas situaciones adversas. Desde 2003 se ha experimentado a escala comercial resultados muy significativos de los extractos de algas, en cuanto al aumento de la producción y a la reducción de la mosca blanca en hortalizas y vid. Asimismo, su aplicación en campos de golf ha permitido reducir a la mitad el consumo de pesticidas.

    La acción de estos extractos de algas, se debe al efecto combinado de la diversidad de un tipo especial de azúcares presentes en las paredes celulares de las algas (oligosacáridos) empleadas en su fabricación, que actúan como gancho en los procesos que desencadenan los mecanismos de defensa e inmunitarios de las plantas terrestres. La activación del sistema inmunitario de los cultivos tratados genera mayores producciones, de mayor calidad y más resistentes a enfermedades y al estrés ambiental.

    Por tanto, la biodiversidad de las especies de algas, junto a la biodiversidad química encontrada en cada especie, constituye un recurso prácticamente ilimitado que puede ser utilizado de forma favorable a través de la biotecnología, con el fin de obtener productos para la agricultura, siendo, a su vez, otra fuente de riqueza proteica sustentable
    Cantidades estimadas de sustancias en el agua del mar (Según V. Romanosky)
    Sustancia
    Cantidad (miles de millones de toneladas)
    Cloruro sódico
    38 000 000
    Sulfatos
    3 300 000
    Magnesio
    1 600 000
    Potasa
    480 000
    Bromo
    83 000
    Oro
    10 000

  2. Las algas son un alimento cotidiano en muchas zonas del mundo.

    Son ricas en oligoelementos, tales como el yodo, muy útil en los problemas del tiroides como es el hipotiroidismo; el calcio, el manganeso (antialérgico), potasio, hierro, etc. También son muy ricas en vitaminas y provitaminas; tiene tanta vitamina A como la col, tanta vitamina C como la naranja; puede recomendarse en los niños con raquitismo y que requieran mayor fijación del calcio, contienen también vitamina E, provitamina K antihemorrágica, así como las vitaminas del grupo B

  3. LAS ALGAS. Entre las plantas que provienen de esas etapas de la vida , encontramos a las algas que produccen el IODO , elemento de la tabla periódica ÚNICO EN SER PRODUCIDO POR EL REINO VEGETAL .Podríamos expecular que las demás sustancias que encontramos en los diferentes organismos son variantes de este compuesto .El YODO se produce al ser capturado por de la luz y fijado en la clorofila de las algas , pasando luedo a ser componente importante d la sabia que la recorre en toda msu extructura vegetal . Seleccionaremos semillas que se parezcan a los fgranos del café , así como hojas .Otro aspecto que considerarermos es la cantidad de plantas por especie que se dan en los diferentes jardines botánicos del mundo , a lo largo de sus meridianos , ya que de ellos depende la investigación del clima con relación a la inclinación del eje terrestre . Comencemos con la química de las semillas del cerezo ya que son las más parecidas al grano o nuez del café . Son muy similares lors tratamientos sobre el cuerpo humano lo mismo que sus efectos Esto lo podemos ver como sigue ; 1- SEMILLA DE CEREZO : NOMBRE PRONUN HUMILIS BGE , O PRUMUS TORMENTOSA THUNB La semilla del cerezo contiene los mismos minerales del café :Fe,K,Mg, y las vitaminas A y C . Su carnosidad es similar y contiene gomas y gomas arábicas 8igual que en el café ). Contiene las mismas proteínas y creatina . La madera del erezo primitiva es similar a la leña del café con su misma composición química ,variando con respecto al clima de siembra . Medicinalmente se comporta de manera similar actuando sobre el intestino grueso y delgado .Estimula la diuresis y reduce los edemas , al igual que el café . Actúan en ambas especies como laxante. Las algas son un alimento cotidiano en muchas zonas del mundo.

    Son ricas en oligoelementos, tales como el yodo, muy útil en los problemas del tiroides como es el hipotiroidismo; el calcio, el manganeso (antialérgico), potasio, hierro, etc. También son muy ricas en vitaminas y provitaminas; tiene tanta vitamina A como la col, tanta vitamina C como la naranja; puede recomendarse en los niños con raquitismo y que requieran mayor fijación del calcio, contienen también vitamina E, provitamina K antihemorrágica, así como las vitaminas del grupo B

    LAS ALGAS Y LA IMPORTANCIA DEL YODO
    por Nacho el mar 21, 2011 • 9:38 Sin comentarios

    ¿Por qué es importante tomar yodo que nos proporcionan las algas?

    Debido a que se incorpora a las hormonas tiroideas que están involucrados en el metabolismo de muchos tejidos y órganos.

    ¿Cuáles son los impactos en la salud de la falta de yodo?

    Depende del momento de la deficiencia. Durante el embarazo, existe el riesgo de aborto involuntario y el desarrollo de hipotiroidismo en el recién nacido. En la infancia, se corre el riesgo de retraso mental. Un estudio español ha puesto de manifiesto un coeficiente intelectual inferior a 13 puntos entre los niños deficientes y otros con una ingesta óptima. También hay riesgos de hipotiroidismo y bocio (agrandamiento de la tiroides).

    Las mujeres embarazadas y las madres lactantes necesitan más yodo que el resto de la población: ¿Se les puede aconsejar comer algas?

    La necesidad de yodo en una mujer embarazada y / o la lactancia materna es entre 200 y 250 gramos por día. La cantidad diaria que nos aporta nuestra dieta rara vez cumple con esta necesidad. Y además la sal yodada no es un sustituto ya que es una fuente de yodo que puede ser perjudicial para la presión arterial.

    ¿Existe el riesgo de comer demasiado yodo si comemos algas?

    El enfoque es, obviamente, evitar cualquier exceso. Debemos destacar que desde un punto de vista epidemiológico hay más gente con deficiencia de yodo que con exceso.
    Además, la tiroides tiene un sistema de protección contra el exceso de yodo. Para simplificar, digamos que a partir de cierto umbral, el yodo no puede penetrar en la tiroides y es directamente expulsado en la orina. Es cierto que si la tiroides está ya enferma desde el principio, existe el riesgo de que este mecanismo de protección no funcione adecuadamente y se den consecuencias sobre nuestra salud.

    Los japoneses son grandes consumidores de algas llegan a ingerir hasta 12.000

  4. LA GRAVEDAD EN FUNSIÓN DE LA BIOQUÍMICA DE LOS VEGETALES. EL COMPORTAMIENTO DE LAS EXTRUCTURAS CON EL CENIT SOLAR.

    Publicado el noviembre 12, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s