FICHA TECNICA N-35. MECANISMOS INFLUYENTES EN LA FOTOSÍNTESIS. partículas en la fotosíntesis

PARTÍCULAS EN LA FOTOSÍNTESIS. LA LUZ Y SU ABSORCIÓN Y SU TRANSFORMACIÓN EN MATERIA ORGÁNICA. .I.ELEFECTO GRAVITATORIO. El gravitón es una partícula elemental hipotética de tipo bosónico que sería la transmisora de la interacción gravitatoria en la mayoría de los modelos de gravedad cuántica. De acuerdo con las propiedades del campo gravitatorio, el gravitón debe ser un bosón de espín par (2 en este caso), ya que está asociado a un campo clásico tensorial de segundo orden. En cuanto a la masa del gravitón las mediciones experimentales dan una cota superior del orden de mg = 1,6 × 10−69 kg,[4] aunque podría ser exactamente cero.La teoría cuántica de campos postula que las interacciones de la naturaleza se producen por la intermediación de bosones gauge o cuantos asociados a los campos que representan dichas interacciones. La interacción de las partículas de materia con esos bosones que representan los campos de fuerza se interpreta en términos de emisión o absorción de estos cuantos. Así la electrodinámica se explica mediante fotones o cuantos del campo electromagnético: los fotones son emitidos y absorbidos continuamente por todas las partículas con carga eléctrica, de forma que las interacciones entre estos fotones producen las fuerzas macroscópicas que nos son familiares, como el electromagnetismo. La interacción débil y la interacción fuerte puede ser igualmente entendidas en términos de bosones W y Z y gluones respectivamente. Una teoría cuántica de la gravitación requiere que el gravitón operase de manera similar al fotón, pero al contrario que en la electrodinámica, donde los fotones no actúan directamente entre ellos sino solo con las partículas cargadas, la gravedad simplemente no funciona de manera tan simple, ya que los gravitones podrían interactuar entre ellos .II. II. LA ENERGIA -MASA. Los hechos experimentales demuestran que la gravedad se crea por cualquier forma de energía (y la masa es únicamente una forma particularmente condensada de energía, relación establecida por la célebre ecuación de Einstein), lo cual es difícil de describir en unos términos similares a la carga eléctrica. Hasta la fecha todos los intentos de crear una teoría cuántica simple de la gravedad han fracasado.Las teorías de las cuerdas, incluyendo la teoría M, suponen a los grEn física moderna, el fotón (en griego φῶς phōs (gen. φωτός) ‘luz’, y -ón) es la partícula elemental responsable de las manifestaciones cuánticas del fenómeno electromagnético. Es la partícula portadora de todas las formas de radiación electromagnética, incluyendo los rayos gamma, los rayos X, la luz ultravioleta, la luz visible (espectro electromagnético), la luz infrarroja, las microondas y las ondas de radio. El fotón tiene una masa invariante cero,[Nota 1] y viaja en el vacío con una velocidad constante c. Como todos los cuantos, el fotón presenta tanto propiedades corpusculares como ondulatorias (“dualidad onda-corpúsculo“). Se comporta como una onda en fenómenos como la refracción que tiene lugar en una lente, o en la cancelación por interferencia destructiva de ondas reflejadas; sin embargo, se comporta como una partícula cuando interactúa con la materia para transferir una cantidad fija de energía, que viene dada por la expresión.

E = \frac{h c}{\lambda} = h\nu

donde h es la constante de Planck, c es la velocidad de la luz y \lambda es la longitud de onda y \nu la frecuencia de la onda. Esto difiere de lo que ocurre con las ondas clásicas, que pueden ganar o perder cantidades arbitrarias de energía. Para la luz visible, la energía portada por un fotón es de alrededor de 4×10–19julios; esta energía es suficiente para excitar un ojo y dar lugar a la visión.[1]
Además de energía, los fotones llevan también asociado un momento lineal y tienen una polarización. Siguen las leyes de la mecánica cuántica, lo que significa que a menudo estas propiedades no tienen un valor bien definido para un fotón dado. En su lugar se habla de las probabilidades de que tenga una cierta polarización, posición o momento lineal. Por ejemplo, aunque un fotón puede excitar una molécula, a menudo es imposible predecir cuál será la molécula excitada.
La descripción anterior de un fotón como un portador de radiación electromagnética es utilizada con frecuencia por los físicosavitones como cuerdas o como branas cerradas, esto explicaría la aparente debilidad de su fuerza. , algunas reacciones químicas eran provocadas únicamente por luz con una frecuencia mayor que un valor determinado; si la frecuencia no alcanzaba dicho valor, la reacción no se producía, independientemente de la intensidad que tuviera la luz. De forma similar, se podían extraer electrones de una placa metálica iluminándola con radiación de una frecuencia suficientemente alta (efecto fotoeléctrico), y la energía con la que los electrones abandonaban la placa era función únicamente de la frecuencia de la luz incidente, y no de su intensidad.
Al mismo tiempo, las investigaciones realizadas a lo largo de cuatro décadas (1860-1900) por varios investigadores[
18] sobre la radiación de un cuerpo negro, culminaron con la hipótesis de Max Planck,[19][20] que proponía que la energía de cualquier sistema que absorbe o emite radiación electromagnética de frecuencia \nu, era un número entero de veces la energía de un cuanto: E = h \nu. Como demostró Albert Einstein,[2][3] debía aceptarse alguna forma de cuantización de la energía para explicar el equilibrio térmico observado entre la materia y la radiación electromagnética. Por esta explicación del efecto fotoeléctrico.En teoría de la relatividad general los fotones tienen trayectorias más complicadas y no viajan en línea recta, ya que el espacio-tiempo en presencia de materia tiene curvatura no nula. Los fotones en un espacio-tiempo general se mueven a lo largo de geodésicas lumínicas (curvas cuyo vector tangente es isótropo o de tipo luz). En algunos contextos, como sucede en el interior de los agujeros negros, todas la geodésicas dirigidas hacia el futuro apuntan hacia el interior del la región de agujero negro, por lo que los fotones y las otras partículas no pueden escapar de dicha región una vez penetraron en ella. si el fotón fuera un fermión, en un instante de tiempo sólo un fotón podría moverse en una dirección determinada. Esto es incompatible con la observación experimental de que los láseres pueden producir luz coherente de intensidad arbitraria, es decir, con muchos fotones desplazándose en la misma dirección. Por lo tanto, el fotón debe ser un bosón y obedecer la estadística de Bose-Einstein.
Véanse también: Estadística de Bose-Einstein y Teorema de la estadística del spin. III.- LA ABSORCIÓNEn teoría de la relatividad, la energía de un sistema que emite un fotón se reduce en una cantidad igual a la energía E del fotón medida en el sistema de referencia en reposo del sistema emisor, lo cual resulta en una reducción de la masa por un valor {E}/{c^2}. Del mismo modo, la masa de un sistema que absorbe un fotón se incrementa por la misma cantidad correspondiente.
Este concepto se aplica en un factor clave predicho por la QED, la teoría de la electrodinámica cuántica iniciada por Dirac (descrita anteriormente). QED es capaz de predecir el momento dipolar magnético de los leptones con una exactitud muy alta; las mediciones experimentales de los momentos de los dipolos magnéticos están perfectamente de acuerdo con estas predicciones. Las predicciones, sin embargo, requieren contar las contribuciones de fotones virtuales a la masa del leptón. Otro ejemplo de este tipo de contribuciones que están comprobadas experimentalmente es la predicción de la QED del efecto Lamb observado en la estructura hiperfina de pares de leptones ligados, tales como el muonio y el positronio.La luz que viaja a través de materia transparente, lo hace a una velocidad menor que c, la velocidad de la luz en el vacío. Por ejemplo, los fotones en su viaje desde el centro del Sol sufren tantas colisiones, que la energía radiante tarda aproximadamente un millón de años en llegar a la superficie;[
56] sin embargo, una vez en el espacio abierto, un fotón tarda únicamente 8,3 minutos en llegar a la Tierra. El factor por el cual disminuye la velocidad se conoce como índice de refracción del material.

Transformación en el retinal tras la absorción de un fotón γ de longitud de onda correcta.

IV. EL RESULTADO DE LA ABSORCIÓN . La Masa Molecular y su medición.

La masa molecular (m) es la masa de determinada molécula: se mide en daltons (Da) o unidad de masa atómica unificada (u).[6] Moléculas diferentes de un mismo compuesto pueden tener masas moleculares distintas debidos a que este puede contener diferentes isótopos de un mismo elemento. La masa molar es un medida del promedio de la masa molecular de todas las moléculas de una muestra, y usualmente es de la medida más apropiada para trabajar con cantidades macroscópicas (capaces de ser pesadas) de una sustancia.
La masas moleculares son calculadas a partir de las masas atómicas relativas[
8] de cada nucleido, mientras que las masas molares son calculadas a partir del peso atómico de cada elemento. El peso atómico considera la distribución isotópica de cada elemento en una muestra dada (usualemente se asume que es “normal”). Por ejemplo, el agua tiene una masa molar de 18,015 3(3) g/mol, sin embargo, moléculas individuales de agua tienen masas entre 18,010 564 686 3(15) u y 22,027 736 4(9) u, pertenecientes a las composiciones isotópicas 1H
216O y 2H
218O respectivamente.
La distinción entre masa molar y masa molecular es importante debido a que las masas moleculares relativas pueden ser medidas directamente por espectometría, a menudo con una precisión de pocas partes por millón. Esta es la suficiente precisión para determinar directamente la fórmula química de una molécula
La masa molar (símbolo M) de una sustancia dada es una propiedad física definida como su masa por unidad de cantidad de sustancia.[
1] Su unidad de medida en el SI es kilogramo por mol (kg/mol o kg·mol−1), sin embargo, por razones históricas, la masa molar es expresada casi siempre en gramos por mol (g/mol).
Las sustancias puras, sean estas elementos o compuestos, poseen una masa molar intensiva y característica. Por ejemplo, la masa molar aproximada del agua es: M (H2O) ≈ 18 g·mol
−1.
La masa molar de los átomos de un elemento está dado por el peso atómico de cada elemento[
2] multiplicado por la constante de masa molar, M
u = 1×10−3 kg/mol = 1 g/mol.[
3] Su valor numérico coincide con el de la masa molecular, pero expresado en gramos/mol en lugar de unidades de masa atómica (u), y se diferencia de ella en que mientras la masa molecular alude una sola molécula, la masa molar corresponde a un mol (6,022×1023) de moléculas. Ejemplos:
M(H) = 1,007 97(7) u × 1 g/mol = 1,007 97(7) g/molM(S) = 32,065(5) u × 1 g/mol = 32,065(5) g/molM(Cl) = 35,453(2) u × 1 g/mol = 35,453(2) g/molM(Fe) = 55,845(2) u × 1 g/mol = 55,845(2) g/molLa multiplicación por la constante de masa molar asegura que el cálculo es dimensionalmente correcto: los pesos atómicos son cantidades adimensionales (i. e. números puros, sin unidades) mientras que las masas molares tienen asociada una unidad asociada a una magnitud física (en este caso, g/mol).
Usualmente algunos elementos son encontrados en forma molecular, como el hidrógeno (H
2), azufre (S
8), cloro (Cl
2), etc. La masa molar de las moléculas homonucleares es el número de átomos en cada molécula multiplicado por el peso atómico del elemento constante, multiplicado por la constante de masa molar (M
u). Ejemplos:
M(H
2) = 2 × 1,007 97(7) u × 1 g/mol = 2,015 88(14) g/molM(S
8) = 8 × 32,065(5) u × 1 g/mol = 256,52(4) g/molM(Cl
2) = 2 × 35,453(2) u × 1 g/mol = 70,906(4) g/mol

Compuestos[editar]

La masa molar de un compuesto está dado por la suma de los pesos atómicos estándar de los átomos que forman el compuesto, multiplicado por la constante de masa molar (M
u). Ejemplo:
M(NaCl) = [22,989 769 28(2) + 35,453(2)] × 1 g/mol = 58,443(2) g/molM(C
12H
22O
11
) = ([12 × 12,010 7(8)] + [22 ×1,007 94(7)] + [11 ×15,999 4(3)]) × 1 g/mol = 342,297 (14) g/molSe puede definir una masa molar promedio para mezclas de compuestos.[
1] Esto es particularmente importante en la Ciencia de polímeros, donde moléculas de un polímero pueden tener distinto número de monómeros (polímeros no uniformes).[4][5]
La masas moleculares son calculadas a partir de las masas atómicas relativas[
8] de cada nucleido, mientras que las masas molares son calculadas a partir del peso atómico de cada elemento. El peso atómico considera la distribución isotópica de cada elemento en una muestra dada (usualemente se asume que es “normal”). Por ejemplo, el agua tiene una masa molar de 18,015 3(3) g/mol, sin embargo, moléculas individuales de agua tienen masas entre 18,010 564 686 3(15) u y 22,027 736 4(9) u, pertenecientes a las composiciones isotópicas 1H
216O y 2H
218O respectivamente.
La distinción entre masa molar y masa molecular es importante debido a que las masas moleculares relativas pueden ser medidas directamente por espectometría, a menudo con una precisión de pocas partes por millón. Esta es la suficiente precisión para determinar directamente la fórmula química de una molécula.[

Mezclas[editar]La masa molar promedio de \bar{M} pueden ser calculados mediante las (xi) de los compuestos y sus masas molares (Mi) como sigue:
\bar{M} = \sum_i x_i M_iTambién puede ser calculado a partir de la (wi) de los compuestos:
1/\bar{M} = \sum_i \frac{{w_i}}{{M_i}}Por ejemplo, la masa molar promedio del seco es 28,97 g/mol.

Cantidades relacionadas[editar]

La masa molar está fuertemente relacionada a la masa molar relativa (M
r) de un compuesto y a las de los elementos constituyentes. Sin embargo, debe ser distinguida de la , la cual es la masa de una molécula de una composición particular, y no está directamente relacionada a la , que es la masa de un átomo de cierto isótopo. El (Da), es usado a veces como unidad de la masa molar, especialmente en , con la definición 1 Da = 1 g/mol, a pesar del hecho de que estrictamente es una constante de masa (1 Da = 1 u = 1,660 538 921(73)×10−27 kg).
El peso molecular (P.M.) es un antiguo término para lo que ahora es llamado más correctamente masa molar relativa (M
r). Es una cantidad igual a la masa molar dividida por la . La definición técnica es que la masa molar relativa es una masa molar medida en una escala donde la masa molar de un átomos no enlazados de , en reposo y en su estado fundamental, es 12. La primera definición es equivalente a la completa debido a la manera en que esá definida la constante de masa molar

V.- La Permeabilidad[editar] por medio de la ósmosis.

La de las membranas es la facilidad de las moléculas para atravesarla. Esto depende principalmente de la y, en menor medida, de la de la molécula. Moléculas pequeñas o con carga eléctrica neutra pasan la membrana más fácilmente que elementos cargados eléctricamente y moléculas grandes. Además, la membrana es selectiva, lo que significa que permite la entrada de unas moléculas y restringe la de otras.
La bicapa lipídica, debido a su interior hidrofóbico, actúa como una barrera altamente impermeable a la mayoría de moléculas polares, impidiendo que la mayor parte del contenido hidrosoluble de la célula salga de ella. Pero por esta misma razón, las células han tenido que desarrollar sistemas especiales para transporte las moléculas polares a través de sus membranas.
Con el tiempo suficiente, esencialmente cualquier molécula difundirá a través de una bicapa lipídica libre de proteínas, a favor de su gradiente de concentración. Sin embargo la velocidad a la que una molécula difunde a través de una bicapa lipídica varía enormemente, dependiendo en gran parte del tamaño de la molécula y de su solubilidad relativa al aceite (es decir, cuanto más hidrofóbica o no polar), tanto más rápidamente difundirá a través de una bicapa.
Las moléculas pequeñas no polares se disuelven fácilmente en las bicapas lipídicas y por lo tanto difunden con rapidez a través de ellas. Las moléculas polares sin carga si su tamaño es suficientemente reducido también difunden rápidamente a través de una bicapa. Ejemplos de estas sustancias no polares son los solventes orgánicos, que presentan una polaridad alta o baja. Por ejemplo: el metanol, la acetona, el etanol, la urea, etc.
La reacción que provocan en la membrana plasmática, dichos solventes, al no ser capaces de atravesar dicha membrana, es de degradación, al ser moléculas muy polares provocan que la bicapa lipídica se degrade, que sufra un desgaste. Hay que tomar en cuenta que la permeabilidad de cada soluto se expresa como su penetración relativa. Los alcoholes, como ejemplo de ellos el metanol, etanol, butanol, octanol, etc., pueden actuar en las membranas biológicas fundamentalmente de 3 formas:
alterando la fluidez de las membranas, lo que indirectamente afectaría el funcionamiento de las proteínas como enzimas y canales produciendo una deshidratación a nivel de las membranas interactuando directamente con las proteínas de la membrana.La membrana plasmática puede sufrir un proceso llamado lisis, que hace referencia al rompimiento de la membrana, ya sea mecánicamente, químicamente o por alguna combinación de los dos. Para realizar la lisis química, las células se suspenden en una solución que contiene detergentes y otros reactivos que interfieren con los enlaces químicos que sostienen las proteínas de las membranas juntas. Esto resulta en la rotura de la membrana y la liberación de los componentes intracelulares.
Existen dos tipos de lisis: la lisis tradicional(mecánica) y la lisis por medio de detergentes(química) haciendo referencia al párrafo anterior:
Dentro de la tradicional se encuentran tres ejemplos; Homogenización líquida, donde las células se rompen al ser forzadas a pasar por espacios muy pequeños, Sonificación, aplicada a ondas de alta frecuencia rompen las células y Congelamiento, lo cual son ciclos de congelación continuos rompen la célula induciendo la formación de cristales. De igual manera esta la lisis por medio de detergentes (química), donde los detergentes rompen la barrera lipídica de una manera suave, solubilizando las proteínas e interrumpiendo la interacción lípido-lípido, lípido-proteína y proteína-proteína. Los detergentes, al igual que los lípidos, se asocian entre ellos y se unen a superficies hidrofóbicas. Se componen de una cabeza polar hidrofílica y una cola no polar hidrofóbica.
La permeabilidad depende de los siguientes factores:
Solubilidad en los lípidos: Las sustancias que se disuelven en los lípidos (moléculas hidrófobas, no polares) penetran con facilidad en la membrana dado que está compuesta en su mayor parte por fosfolípidos. Tamaño: la más grande parte de las moléculas de gran tamaño no pasan a través de la membrana. Solo un pequeño número de moléculas polares de pequeño tamaño pueden atravesar la capa de fosfolípidos. Carga: Las moléculas cargadas y los iones no pueden pasar, en condiciones normales, a través de la membrana. Sin embargo, algunas sustancias cargadas pueden pasar por los canales proteicos o con la ayuda de una proteína transportadora.También depende de las proteínas de membrana de tipo:
Canales: algunas proteínas forman canales llenos de agua por donde pueden pasar sustancias polares o cargadas eléctricamente que no atraviesan la capa de fosfolípidos. Transportadoras: otras proteínas se unen a la sustancia de un lado de la membrana y la llevan al otro lado donde la liberanLa membrana plasmática, membrana celular, membrana citoplasmática o plasmalema, es una bicapa lipídica que delimita todas las células. Es una estructura formada por dos láminas de fosfolípidos, glicolípidos y proteínas que rodea, limita, la forma y contribuye a mantener el equilibrio entre el interior (medio intracelular) y el exterior (medio extracelular) de las células. Regula la entrada y salida de muchas sustancias entre el citoplasma y el medio extracelular. Es similar a las membranas que delimitan los orgánulos de células eucariotas.Está compuesta por dos láminas que sirven de “contenedor” para el citosol y los distintos compartimentos internos de la célula, así como también otorga protección mecánica. Está formada principalmente por fosfolípidos (fosfatidiletanolamina y fosfatidilcolina), colesterol, glúcidos y proteínas (integrales y periféricas).La principal característica de esta barrera es su permeabilidad selectiva, lo que le permite seleccionar las moléculas que deben entrar y salir de la célula. De esta forma se mantiene estable el medio intracelular, regulando el paso de agua, iones y metabolitos, a la vez que mantiene el potencial electroquímico (haciendo que el medio interno esté cargado negativamente). La membrana plasmática es capaz de recibir señales que permiten el ingreso de partículas a su interior

Componentes lípidicos[editar]

El 98 % de los lípidos presentes en las membranas celulares son , es decir que presentan un extremo (que tiene afinidad e interacciona con el agua) y un extremo (que repele el agua). Los más abundantes son los () y los , que se encuentran en todas las células; le siguen los , así como (sobre todo ). Estos últimos no existen o son escasos en las membranas plasmáticas de las células . Existen también , que son lípidos no anfipáticos, pero solo representan un 2 % del total de lípidos de membrana.
Fosfoglicéridos. Tienen una molécula de glicerol con la que se esterifica un ácido fosfórico y dos ácidos grasos de cadena larga; los principales fosfoglicéridos de membrana son la fosfatidiletanolamina o cefalina, la fosfatidilcolina o lecitina, el fosfatidilinositol y la fosfatidilserina. Esfingolípidos. Son lípidos de membrana constituidos por ceramida (esfingosina + ácido graso); solo la familia de la esfingomielina posee fósforo; el resto poseen glúcidos y se denominan por ello glucoesfingolípidos o, simplemente glucolípidos. Los cerebrósidos poseen principalmente glucosa, galactosa y sus derivados (como N-acetilglucosamina y N-acetilgalactosamina). Los gangliósidos contienen una o más unidades de ácido N-acetilneuramínico (ácido siálico). Colesterol. El colesterol representa un 23 % de los lípidos de membrana. Sus moléculas son pequeñas y más anfipáticas en comparación con otros lípidos. Se dispone con el grupo hidroxilo hacia el exterior de la célula (ya que ese hidroxilo interactúa con el agua). El colesterol es un factor importante en la fluidez y permeabilidad de la membrana ya que ocupa los huecos dejados por otras moléculas. A mayor cantidad de colesterol, menos permeable y más dura es la membrana. Se ha postulado que los lípidos de membrana se podrían encontrar en dos formas: como un líquido bidimensional, y de una forma más estructurada, en particular cuando están unidos a algunas proteínas formando las llamadas balsas lipídicas. Se cree que el colesterol podría tener un papel importante en la organización de estas últimas. Su función en la membrana plasmática es evitar que se adhieran las colas de ácido graso de la bicapa, mejorando la fluidez de la membrana. En las membranas de las células vegetales son más abundantes los fitoesterolesComponentes proteicos[editar]El porcentaje de proteínas oscila entre un 20 % en la mielina de las neuronas y un 70 % en la membrana interna mitocondrial;[1] el 80 % son intrínsecas, mientras que el 20 % restantes son extrínsecas. Las proteínas son responsables de las funciones dinámicas de la membrana, por lo que cada membrana tienen una dotación muy específica de proteínas; las membranas intracelulares tienen una elevada proporción de proteínas debido al elevado número de actividades enzimáticas que albergan. En la membrana las proteínas desempeñan diversas funciones: transportadoras, conectoras (conectan la membrana con la matriz extracelular o con el interior), receptoras (encargadas del reconocimiento celular, adhesión) y enzimas.Las proteínas de la membrana plasmática se pueden clasificar según cómo se dispongan en la bicapa lipídica:[2][3][4] Proteínas integrales. Embebidas en la bicapa lipídica, atraviesan la membrana una o varias veces, asomando por una o las dos caras (proteínas transmembrana); o bien mediante enlaces covalentes con un lípido o un glúcido de la membrana. Su aislamiento requiere la ruptura de la bicapa. Proteínas periféricas. A un lado u otro de la bicapa lipídica, pueden estar unidas débilmente por enlaces no covalentes. Fácilmente separables de la bicapa, sin provocar su ruptura. Proteína de membrana fijada a lípidos. Se localiza fuera de la bicapa lipídica, ya sea en la superficie extracelular o intracelular, conectada a los lípidos mediante enlaces covalentes.En el reside la mayor parte de la funcionalidad de la membrana; las diferentes proteínas realizan funciones específicas:
Proteínas estructurales o de anclaje: estas proteínas hacen de “eslabón clave” uniéndose al citoesqueleto y la matriz extracelular. Proteínas receptoras: que se encargan de la recepción y transducción de señales químicas. Proteínas de transporte: mantienen un gradiente electroquímico mediante el transporte de membrana de diversos iones.Estas a su vez pueden ser: Proteínas transportadoras: Son enzimas con centros de reacción que sufren cambios conformacionales. Proteínas de canal: Dejan un canal hidrofílico por donde pasan los iones.

Componentes glucídicos[editar]

Están en la membrana unidos covalentemente a las proteínas o a los lípidos. Pueden ser u . Se encuentran en el exterior de la membrana formando el . Representan el 8 % del peso seco de la membrana plasmática. Sus principales funciones son dar soporte a la membrana y el (colaboran en la identificación de las señales químicas de la célula).El reconocimiento celular es el proceso por el que moléculas de constituyen la base química para el reconocimiento mutuo entre las . De esos glúcidos se valen lo mismo las , para identificar su célula hospedadora, que las células del , para distinguir el tejido enfermo. También dirigen la organización del embrión.

Anuncios

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.